Polociclo de documentales: América lucha y se organiza, historias debidas

Armamos el andamio, colocamos el telón bien estirado, conectamos los cables de la amplificación y del proyector, hacemos la prueba de sonido y de imagen… y al ritmo de tambores se proyecta una síntesis de imágenes. Ahí se ven los protagonistas de los cuatro documentales seleccionados; gente de pie, indígenas, campesinos y luchadoras sociales que se enfrentan de diversas maneras a “los de arriba” que como siempre mantienen su objetivo principal: ganar dinero a toda costa. El polo Izquierdo de la Memoria organiza actualmente el ciclo de documentales “América Latina Lucha y se Organiza” con el fin de generar un espacio de difusión, conocimiento y reflexión de las experiencias de movimientos sociales latinoamericanos; bajo el contexto de la conmemoración de los 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los títulos de los documentales son Cielo Abierto, Tambogrande, Hartos Evos aquí hay y Madres. El Polociclo del fin de semana pasado – 7 y 8 de febrero- mostró las prácticas de la minería transnacional en América Latina. Primero, con “Cielo Abierto” del director Carlos Ruiz que relata la lucha de las localidades de Famatina y Chilecito por impedir la explotación aurífera en la provincia de La Rioja, en Argentina. Este documental relata como un movimiento, impulsado por profesoras de la zona, toma tal fuerza que llega a conseguir que se apruebe una ley del senado provincial que impide la minería a tajo abierto  y el uso de cianuro. A pesar de la represión y de los obstáculos impuestos por el poder y la empresa Barrick Gold los habitantes de la zona logran expulsar a esta empresa de su territorio. No es coincidencia que a este lado de los Andes, en la región de Atacama, Barrick Gold y su proyecto Pascua Lama, hayan operado de la misma manera, aunque hasta el momento con resultados distintos sobretodo para los agricultores e indígenas del Valle del Huasco. “ Yo soy de Piura, iba pasando por la plaza y vi que estaban dando un documental sobre el Perú, si bien ahora estoy aquí en Chile, me regocija que exista la posibilidad de ver y comprender la lucha que en Tambogrande y San Lorenzo dimos y que significo que cuando la unidad del pueblo es posible nada ni nadie la puede parar » indica una vecina peruana de la plaza Brasil, una vez terminado el documental Tambogrande. Mangos, Muerte y Minería de Ernesto Cabellos Damián y Stephanie Boyd. Y es que Tambogrande y San Lorenzo, fue una zona desértica que gracias al esfuerzo y trabajo de campesinos y minifundistas se transformó en un vergel en el cual se producen frutos como el mango, la yuca, el limón, que incluso se exportan a países europeos. La Manhattan Minerals Gold quiere explotar el oro y con ese fin quiere instalar una mina a tajo abierto… aunque eso signifique que la mitad del pueblo deba ser erradicado y que el agua del territorio sea ocupada preferentemente por la mina en desmedro de las necesidades para la agricultura y el campesinado de la zona. Pero que hay de común entre estos documentales: la capacidad de organización y de lucha, muestra el entramado del poder y las relaciones espúreas y mafiosas entre la clase política tradicional y sus relaciones con las empresas transnacionales mineras. Si bien son prácticas sociales distintas y que ocurren en países diferentes, el reafirmar la identidad local y la dignidad humana como base ética de la acción política, permite a vecinos, campesinos, profesionales de distinta condición social, unirse a través de asambleas donde la participación y la democracia directa de los afectados es el instrumento político que les permite emprender la ardua lucha. Pero también son las personas y su pensamiento, su conciencia el que permite emprenderlas contra los nuevos Conquistadores de América, como la campesina peruana que nos explica que ama su tierra y su trabajo como sus propios hijos y que la tierra le da vida y ella debe cuidarla por esa razón. O en el caso argentino, cuando un vecino de Famatina le indica a un funcionario público que está equivocado mientras éste habla del respeto al patrimonio cultural que va a tener el proyecto minero, y que Barrick Gold no ha respetado ni siquiera el camino del Inca indicándole finalmente que su sueldo se lo pagan aquellos que se encuentran en la asamblea. Si esas son las luces, también hay sombras como el oportunismo en el caso argentino de un político que capitaliza el esfuerzo del movimiento anti minero para convertirse en gobernador para luego desconocer  la ley provincial promulgada, borrando con el codo lo escrito con la mano. Sombrío y oscuro el poder de la mafia política que asesina al dirigente Godofredo quien había unido a los agricultores a través de un discurso político basado en la dignidad y que con un lenguaje claro hablaba desde el sentido común sin un discurso sobre ideologizado ni sacado de algún manual político. « Encuentro muy bueno que los espacios públicos puedan ser ocupados de esta manera y que esta iniciativa nos permita conocer las experiencias de otros pueblos para obtener aprendizajes valiosos » indica un vecino de la plaza Brasil a la hora del debate y la conversación. Es de esperar que las proyecciones del próximo sábado 14 y domingo 15 podamos seguir reflexionando con Hartos Evos aquí  hay la experiencia y el proceso del hermano pueblo boliviano que instala en el poder al primer indígena como presidente en la historia de América Latina. Y ver Madres de Eduardo Walger para situarnos desde una perspectiva distinta en la lucha social de las Madres de Plaza de Mayo y la visión de rescatar el ejemplo de vida como luchadoras sociales más que las circunstancias de  muerte de los detenidos desaparecidos. Son  historias de vida, pero también debidas.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.