Soldados israelíes reconocen recibir órdenes de disparar contra mujeres y niños.

La ONU denunció que Israel violó todo tipo de derechos humanos durante su agresión militar a Gaza, atacando deliberadamente a civiles y a su infraestructura, utilizando armamento prohibido e incluso utilizando niños como escudo humano. Así se recoge en un informe presentado ante el Consejo de DDHH de la ONU, que además solicitó con urgencia el fin de las restricciones israelíes a la entrada de ayuda humanitaria.

Durante la operación “Plomo Fundido”, los soldados israelíes tuvieron órdenes permisivas de disparar de manera indiscriminada contra todo palestino, sin importar que fuera civil, mujer o niño, según confesiones de soldados israelíes en distintos medios de comunicación. En estas agresiones, fueron asesinados más de 1.440 palestinos (431 de ellos niños) y heridos de gravedad más de 5.380 (1.872 niños), siendo la enorme mayoría de las víctimas civiles.

Éste es uno de los testimonios, publicado en el diario israelí Yediot Aharonot: ” Cuando entrábamos en una casa debíamos tirar la puerta y empezar a disparar dentro y subir piso a piso. Yo a eso le llamo asesinato. En cada piso, identificábamos a una persona y le disparábamos…”.

Otras confesiones hechas por pilotos narraron cómo el comandante de la compañía “ordenó que se disparase y matase a una anciana palestina que caminaba por una carretera a unos cien metros de su vivienda…”.

Otro soldado aseguró que varios jefes militares le dijeron: “Deberíamos matar a todos aquí. Todos aquí son terroristas”.

En un artículo del diario israelí Haaretz sobre el comportamiento del ejército israelí, se reconocen graves atropellos, comentando la descripción de estos soldados y oficiales que reconocieron el asesinato de civiles inocentes. Pero, aun así, el ejército israelí y las autoridades políticas de Israel, tratan de excusar todo esto, con frases como: “El ejército de Israel es el más moral del mundo”…

Haciendo caso omiso de los gritos desesperados de toda la comunidad palestina en todo el mundo denunciando estas masacres, los grandes medios de comunicación han ocultado todo lo ocurrido en Gaza, haciendo ver erradamente que se trató de un conflicto entre dos fuerzas equivalentes, cuando en realidad lo realizado por el ejército israelí (uno de los más poderosos del mundo), fue una agresión unilateral contra una población civil desarmada.

La política israelí de violar todo el marco legal internacional vigente, es la principal causa de toda violencia en Cercano Oriente: no existe otra vía para la paz, que la justicia.

Por Carlos Krauss Abusleme


Los palestinos ven pisoteados sus derechos más básicos todos los días por el estado de Israel, y mientras no exista una voluntad real de EEUU y de la comunidad internacional de obligar a Israel a que respete la legalidad internacional, la paz se verá cada día más difícil de alcanzar.


*Grave:Fotografía superior de poleras que se confeccionaron soldados israelís donde se muestra como blanco una mujer palestina embarazada

Comentarios
Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.