Cáncer se cura con bicarbonato de sodio según oncólogo Tullio Simoncini

El humilde y baratísimo bicarbonato de sodio, según las más recientes y sorprendentes investigaciones, detiene y cura el cáncer, que se produce por el hongo Candida Albicans, según el oncólogo italiano Tullio Simoncini. El bicarbonato además alivia de manera muy importante los efectos secundarios de la quimioterapia.

La “solución” de la medicina organizada para el cáncer reside en tres procedimientos muy riesgosos y altamente invasivos: cirugía, quimioterapia y radiación, cercenar, envenenar o quemar como afirma la doctora Lanctoc.

El Dr. Tullio Somoncini -especialista en oncología, diabetes y desórdenes metabólicas-, afirma que el cáncer es producido por la reproducción de colonias del hongo Candida Albicans en el organismo humano, que se asientan producto de condiciones favorables de acidez -teoría que explicó en el último congreso Internacional de la Sociedad Americana de Oncología obteniendo elogios de los participantes.

Todo este cuadro que facilitado por una baja en el sistema inmunológico, déficit de vitamina B17, problemas emocionales mal manejados, o una suma de todo. En base a sus estudios y tratamientos, Simoncini afirma que “en todo tumor canceroso, sin excepción, reside una colonia de cándida albicans”.

Lo emocional es importante, ya que desde hace tiempo se sabe que la angustia o ansiedad extremas -pérdida del ser amado, fracaso en las metas fijadas, dilemas existenciales, traumas morales, etc.- pueden desencadenar toda una serie de males físicos -migrañas, hipertensión, baja del sistema inmunológico, llegando hasta el cáncer.

Según la científica y química, Conceição Trucom, agrega que el médico italiano constató algo simple que él considera la causa del cáncer. “Observó que todo paciente oncológico presenta cuadro repetitivo de aftas, síntoma ya identificado por la comunidad médica, pero siempre tratado como una infección oportunista por hongos: la famosa cándida albicans o candidiasis”, aseguró.

Para la especialista la constatación de Somoncini es que todos los tipos de cáncer presentan esa característica, o sea, varios son los tipos de tumores, pero tienen en común la manifestación de las aftas en el paciente, sabiéndose que es un síntoma de acidez metabólica. “Entonces, pensó él: ¿no será al revés? ¿Que la causa del cáncer sea la proliferación descontrolada del hongo?”

EL BICARBONATO DE SODIO

En su libro, “Winning the War on Cáncer” (“Ganado la Guerra al Cáncer”), su autor, el Dr. Mark Sircus, aborda el tema del bicarbonato de sodio y afirma que este sencillo compuesto ayuda a salvar innumerables vidas cada día.

Esta sustancia tiene muchos usos, pero comúnmente el bicarbonato de sodio es usado como antiácido del estómago y para la indigestión. En algunos casos, doctores lo pueden prescribir para normalizar acides en la orina y en la sangre. Y la ama de casa lo utiliza para cocinar, para limpiar y como tratamiento casero en algunos casos de emergencia.

El bicarbonato de sodio es una sal compuesta de varios elementos. Su fórmula química es NaHCO3. Es extremadamente efectivo en contra de lo ácido, no importa donde se encuentre, ya sea en nuestro terreno interno o en superficies; destruye acides y por lo tanto devuelve el PH del cuerpo y la sangre.

EL TRATAMIENTO

El oncólogo iltaliano ha alcanzado un 90% de éxito en la eliminación total de cáncer en sus pacientes usando bicarbonato de sodio en forma soluble. No importa el tipo de cáncer que tenga la persona, lo que importa es donde esté localizado para un éxito total.

Para que el tratamiento sea efectivo se utiliza un endoscopio que llegue a la zona afectada o catéter (intravenoso o directamente) para acceder a la colonia de cándida, la cual se aloja en el tumor formado.

Los pacientes que se han recuperado no vuelven a desarrollar la enfermedad aún después de los cinco años que la medicina ortodoxa dicta como el periodo de cura. El aclama que tiene pacientes curados por más de 20 años.

Simoncini explica que “en un futuro -espero que sea pronto- estoy convencido de que será posible tratar y curar cualquier tumor en un plazo de 15 a 30 días, ya sea con una píldora o una inyección en la mañana y en la noche, cuando haya una investigación farmacológica enfocada. Pero, por lo pronto, ahora tenemos que conformarnos y trabajar con lo que tenemos”, es decir, con bicarbonato de sodio.

Según el doctor, el cáncer de vejiga se puede curar en tan solo seis días, por completo, sin cirugía, sin quimio ni radioterapia, usando tan sólo un aparato local de infiltración (similar a un catéter) para infundir el bicarbonato de sodio directamente al sitio infectado sea en el seno o en la vejiga.

LOS MÉDICOS Y LAS FARMACÉUTICAS

La comunidad médica convencional le ha volteado la espalda al Dr.Simoncini y a otros colegas suyos, porque él, como oncólogo se ha rehusado a usar los métodos convencionales, decidiendo administrar a sus pacientes bicarbonato de sodio, con un impresionante éxito en el 99 por ciento de los casos de cáncer de seno.

Muchos de los tratamientos de quimioterapia incluyen actualmente el bicarbonato de sodio, con el pretexto de que “ayuda” a proteger los riñones, el corazón y el sistema nervioso del paciente.

Así, cuando escuchamos ahora los “éxitos” de la quimioterapia -sobre todo con reportajes en televisión y cable de celebridades curándose milagrosamente-, lo que no se nos informa es que -al parecer- es precisamente el bicarbonato de sodio el que estaría actuando, no sólo para detener las metástasis y curar el cáncer, sino también para disminuir al mínimo los nocivos efectos secundarios de los temibles venenos tóxicos de la quimioterapia.

El Dr. Mark Sircus así lo asegura.  “No existe estudio alguno que separe los efectos curativos del bicarbonato de sodio de los agentes tóxicos de la quimioterapia… ni los habrá…”dice resignadamente el doctor.

Vea la entrevista a Tullio Simoncini y encuentre más información en su página web:

por Francisco Luna

El Ciudadano

Suscríbete al papel
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.