¿Es Chile un país con poca corrupción?

· 31 October, 2010 12:10
General, Justicia y DD.HH

Transparency International, la organización que realiza una lista con los niveles de corrupción de los países del orbe, situó en su último informe a Chile en el lugar número 21 entre los 178 países que monitorea, delante de Estados Unidos. Es la nación mejor evaluada de América Latina.

Uno de los aspectos que considera en su informe la institución es la probabilidad de interactuar con funcionarios deshonestos, desde corrupción menor a nivel burocrático hasta corrupción política a gran escala.

El desglose de variables analizadas son:

Si es común (o jamás) que se realicen (realizaron) pagos extraordinarios no registrados, o pagos relacionados con 1) Exportaciones e importaciones; 2) Servicios públicos; 3) Recaudación de impuestos; 4) Contratos públicos, y 5) Decisiones judiciales.

A la hora de comprender cómo Transparencia Internacional determina el nivel de ilegalidad con el que los países efectúan sus transacciones económicas es importante saber qué instituciones le sirven de fuente y qué intereses tienen éstas.

El documento elaborado contiene la percepción de las empresas líderes locales e internacionales de renombre, tales como el Fondo Económico Mundial, Banco Mundial y Banco Asiático de Desarrollo, entre otros. Sin embargo en el informe no aparecen las instituciones encuestadas.

ALGUNAS REACCIONES

En Chile, la vocera de Gobierno, Ena Von Baer afirma que es “una buena noticia y que siguen trabajando en mejorar materias como la Ley del Lobby, transparencia activa, declaraciones de patrimonio y de interés”. Recalcó además que donde se reduzca la burocracia, los dineros destinados para una determinada causa llegarán en forma efectiva a sus receptores.

En su comentario político, director de radio Universidad de Chile y Premio Nacional de Periodismo 2005, Juan Pablo Cárdenas, consideró que el lugar que ocupa Chile en el ránking internacional “más que recibirla con alegría, genera incredulidad y extrañeza”. Para adaptar esta posición, recalcó que habría que determinar cuán transparente son los estudios y los recursos utilizados para hacerla. Es necesario conocer estos antecentes, “sobre todo después de lo acontecido con el capítulo chileno de este organismo que manipuló información hace unos meses para perjudicar la candidatura de un candidato presidencial”, enfatizó.

Entre otros episodios de corrupción, mencionó el pago de más de 9 millones mensuales a su secretaria y el uso de dinero fiscal para uso personal de Enrique Dávila, ex Gerente General de la Empresa Nacional de Petróleo (Enap).

Nibaldo Mosciatti, periodista, y quien articuló un duro discurso acerca del quehacer periodístico en nuestro país al recibir el “premio embotelladora andina”, afirmó que otra forma de corrupción es el abuso de poder, indicando que en Chile, el lobby, el tráfico de influencias y el uso de información privilegiada, también lo son. Hizo hincapié, además, en el hecho que fue desde la percepción de la empresa privada como se elaboró este informe. El director de prensa de radio Bio Bio señaló que “en nuestro país, por su tradicional hipocresía, la corrupción se da en el marco de la institucionalidad”, y agregó que “tiene que ver con la estructura poco democrática de la sociedad chilena, por las desigualdades de poder entre los ciudadanos”, agregó.

En otros países, las reacciones fueron distintas. El embajador de Venezuela en Londres, Samuel Moncada, aludió al carácter perceptivo del informe tildándolo de irracional, pues “jamás le han hecho ninguna auditoría a nadie”, aseveró.

Por David Abrigo Bilbao

El Ciudadano

Comentarios
Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.