Jubilados se sienten engañados por Gobierno por eliminación del 7% de cotizaciones de salud

Las principales agrupaciones de pensionados de Chile calificaron la propuesta del Ejecutivo, que establece una disminución gradual de las cotizaciones para los jubilados y que beneficia sólo a los tres quintiles más pobres. A juicio de los adultos mayores, Piñera falta a su promesa de campaña y jamás les consultó sobre el proyecto enviado al Parlamento.

Como “mezquina, excluyente e incompleta” calificaron las principales agrupaciones de pensionados y jubilados del país, el proyecto de reducción gradual y parcial del 7% de las cotizaciones para salud, presentado ayer jueves, 31 de marzo, por el Gobierno de Sebastián Piñera.

Según el Gobierno, el proyecto, que busca cumplir con una de las promesas hechas por Piñera durante la pasada campaña presidencial, beneficiará a una gran cantidad de jubilados.

Al respecto, el Presidente había afirmado que “todos los pertenecientes al 40% más vulnerable de la sociedad van a tener un descuento igual a cero durante nuestro gobierno”, lo que equivale a unos 770 mil adultos mayores.

La propuesta se aplicará de forma escalonada, para el quintil más pobre hasta octubre de 2012, y para el segundo quintil hasta octubre de 2013, donde el descuento también incluye al 20% del tercer quintil, pero descontándoles sólo de un 7% a un 5%.

Es decir, el proyecto deja fuera a los jubilados que perciben una pensión superior a 70 mil pesos, y rebaja sólo un 2% de cotizaciones en salud a los pensionados que reciben 127 mil pesos.

Para las asociaciones de pensionados este proyecto es absolutamente insuficiente. Al respecto, Francisco Iturriaga, presidente de la Unión Nacional de Pensionados de Chile (Unap AG)  -que cuenta con representación en todo el país– señaló derechamente, que el proyecto gubernamental es “pésimo, porque no representa nuestro ofrecimiento que fue planteado en la campaña de él (Piñera), y que no se justifica la manera en como hemos sido tratados en esta oportunidad”.

Iturriaga también criticó la forma de descuentos que propone el Ejecutivo, utilizando la fórmula de quintiles: “No es serio que nos hablen en este idioma, si el jubilado necesita que se le diga tanto gano, tanto vamos a pagar”, afirmó el dirigente, y añadió que ese mismo sistema se utilizó para pagar el bono “Bodas de Oro”, otro de los proyectos del Gobierno.

El dirigente añadió que con esta propuesta, los jubilados “se sienten engañados con este gobierno”, y critica que no se les haya tomado en cuenta.

La misma opinión tiene José Troncoso, presidente de la Central Unitaria de Jubilados, Pensionados y Montepiados de Chile, quien expresó que “Piñera nos ha mentido”. El dirigente señaló que para los jubilados, el actual escenario político “es el más duro y el más descarado, porque en una campaña presidencial, (Piñera) plantea que lo primero que haga llegando a La Moneda es hacer justicia con los adultos mayores (…) Hoy nos encontramos con la mentira de quien está gobernando”.

Troncoso afirmó que es un “robo” el descuento del 7% a los pensionados, puesto que éste ya ha sido aportado durante la vida laboral. “Aquí está demostrado una vez más, que se nos ha pisoteado nuestros derechos elementales”, expresó, y advirtió que “seguirán luchando” para conseguir sus objetivos, insistiendo en la eliminación definitiva del 7% de salud para todos los jubilados, sin distinción.

PROYECTO CON LETRA CHICA

En la ocasión, las organizaciones de pensionados fueron acompañadas por el senador del Partido Socialista (PS), Juan Pablo Letelier, quien calificó el proyecto de ley como “mezquina, excluyente e incompleta”.

Según el parlamentario opositor, la propuesta no se hace cargo de la demanda histórica de los pensionados, puesto que sólo elimina el 7%  de descuento a no más de un 40% de jubilados de los dos quintiles más bajos, en un plazo que además, no es de inmediato, en circunstancia de que, dado los bajos montos de las pensiones, los adultos mayores requieren de recursos rápidamente.

LA PROMESA QUE NUNCA LLEGÓ

No obstante, una de las medidas que más esperaban los pensionados –el descuento forzoso del 2% de las jubilaciones destinado a financiar licencias médicas– no se incluyó, finalmente, en el proyecto de ley final.

Ello, pese a que, como lo reiteraron las agrupaciones de pensionados, había sido prometido por Piñera. Es así, como el 20 de mayo de 2009, el entonces candidato Piñera solicitó al gobierno de Michelle Bachelet eliminar el 7% de cotización de salud, porque sabía que “parte importante de ese 7% es para cubrir licencias médicas, que no corresponden a la gente que está jubilada. Y ésa es una tarea que yo espero que la Presidenta inicie en este gobierno y que nosotros vamos a continuar en nuestro futuro gobierno”.

Al respecto, Letelier recordó que “hace tres meses le presentamos al Presidente un proyecto de ley para corregir esta injusticia, diferenciando los fondos: uno destinado a la salud de los jubilados, y otro destinado a financiar las licencias médicas”, medida que también fue omitida en la propuesta del Ejecutivo.

A su vez, Jorge Troncoso, de la Central Unitaria de Jubilados, Pensionados y Montepiados, también recordó cuando el ex ministro de Hacienda del gobierno de Bachelet, Andrés Velasco, rechazó otro proyecto de ley, presentado en ese entonces por Osvaldo Andrade –en ese momento, ministro del Trabajo– que buscaba eliminar el 7% de descuento de salud.

“Por eso, nosotros los jubilados y montepiados de Chile no vamos a bajar nuestras banderas y no vamos a bajar los brazos”, aseguró Troncoso.

Por Christian Armaza Benavides

El Ciudadano

Comentarios
Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.