Un empresario y un ideólogo neoliberal al gabinete

· 30 December, 2011 05:12
Educación, Política, Portada

Frente a las movilizaciones que aún muchos estudiantes mantienen y que prometen resurgir el 2012, el gobierno convoca a un acérrimo ideólogo de las políticas de libre mercado educativas, el economista del CEP, Harald Beyer, quien partió augurando una baja en las movilizaciones. En Agricultura, Piñera nombra a quien fuera director de la Sociedad Nacional de Agricultura. El vociferante y a la vez fracasado ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se queda.

Si a mediados de año el defenestrado ministro de Educación de Piñera, Joaquín Lavín, acusaba a los estudiantes de estar ideologizados, el nombramiento de Harald Beyer como el reemplazante de Felipe Bulnes, no viene sino a confirmar la sobreideologización neoliberal del gobierno.

Pese a que no tiene experiencia política, Beyer es el experto en educación más prolífico de la derecha. Ingeniero Comercial, tiene un doctorado en Economía en la Universidad de California y se desempeñaba como coordinador académico del Centro de Estudios Públicos (CEP), espacio de pensamiento auspiciada por el empresariado criollo, particularmente por el grupo Matte. Su experticia en educación desde el paradigma neoliberal lo tuvo como coordinador del programa en Educación del Grupo Tantauco.

El gobierno de Piñera tiene claro que los estudiantes seguirán movilizados el 2012 y que no han renunciado a la exigencia de una educación pública amplia, gratuita y de calidad, por lo que el nombramiento de Beyer se entiende dentro de un reordenamiento estratégico de sus fuerzas, colocando en el Mineduc a un tecnócrata cuyo horizonte teórico ha sido el perfeccionamiento de la ley de la oferta y la demanda en el ámbito educativo.

El cambio de gabinete, además, viene a disputar las portadas noticiosas al resultado de la Encuesta CEP_nov-dic 2011, que le otorga al mandatario un magro 23% de apoyo. En materia educacional el gobierno obtuvo un más reducido 7% de aprobación.

EL CANSANCIO DE BULNES

La salida de Felipe Bulnes en Educación para nadie fue un misterio. Desde que en septiembre Piñera lo desautorizó al invitar a los dirigentes estudiantiles a La Moneda, que el abogado reemplazante del defenestrado Lavín se dio cuenta que no había futuro alguno en seguir como titular de la cartera.

Con bajo apoyo en las encuestas ya nadie se acordaba de su gestión en el Ministerio de Justicia, además de que el tema educativo, atender a demandas de organizaciones estudiantiles, hacer la pega delegada por Piñera sin chistar y poner la cara a los golpes no era lo suyo.

Hoy mismo la revista de economía estadounidense Bloomberg Businessweek calificó su salida del Mineduc como una “nueva víctima del movimiento estudiantil”.

Al momento de dejar el cargo, Bulnes dijo que su renuncia se debió a una “visión política personal”, y que “hay que cambiar una cara que estuvo marcada por el conflicto”.

Luego agregó que “es bueno que asuma otra persona con competencias diferentes, y en este caso estamos hablando del ministro (Harald) Beyer, que reúne todas las condiciones para el ciclo que se inicia”.

POSIBLES CONFLICTOS DE INTERÉS EN AGRICULTURA

En el Ministerio de Agricultura José Antonio Galilea será reemplazado por el empresario Luis Mayol, quien es presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura desde 2009.

No se descartan conflictos de interés por su nominación, ya que está relacionado con la propiedad de Copeval, empresa fundada por su familia en 1956 y distribuidora de insumos y servicios para el sector agropecuario.

Luis Mayol al momento de ser nombrado ministro de Agricultura

Consultado sobre esto respondió que “ahí fui director desde que tenía 25 años y fui 34 años, porque renuncié en el día de hoy. Conflictos de interés no tengo, además tengo un porcentaje ínfimo de esa compañía, y ese porcentaje lo puse a disposición de un fideicomiso ciego, aunque no tenía ninguna obligación de hacerlo”.

Mayol como presidente de la SNA compartía directorio con Karina Von Baer, hermana de la senadora UDI Ena Von Baer; José Miguel Stegmeier (UDI), vinculado a Colonia Dignidad; y Miguel Allamand Zavala, hermano del titular de Defensa, con quien el nuevo ministro formó un estudio de abogados.

BEYER: IDEÓLOGO DEL MODELO

Harald Beyer es un sofista connotado. Cita a Juan Gómez Millas o llama a discutir sin metáforas cuando dice que se opone al alza de impuestos; mantiene una postura dialogante y edulcora con cifras, datos y gráficos sus ideas neoliberales, lo que lo ha hecho respetado entre los concertacionistas luego de participar en todas las comisiones convocadas por Michelle Bachelet para tratar el tema educativo.

No en vano, luego de su nombramiento, la presidenta del PPD, Carolina Tohá, dijo que era una “buena noticia para el debate en educación. Es una persona respetable, seria, dialogante, una buena noticia para el debate en educación, que no viene a improvisar”.

José Joaquín Bruner, que de ex ministro de Eduardo Frei pasó a académico y pensador de universidades como la elitista Adolfo Ibáñez, dijo que “Harald es desde el punto de vista del gobierno el mejor que podían elegir”.

En el CEP, en el Grupo Tantauco o como asesor del ex ministro Lavín, Beyer siempre ha mantenido su ideología a favor del mercado educativo, de competencia entre universidades y de regulación de los procesos educativos, sin importar sus actores, sus contextos ni sus recursos de origen, a través de pruebas estandarizadas.

A la hora de referirse a la educación pública, Beyer argumenta que “durante gran parte del siglo XX ésta estuvo en manos del Estado central sin que tengamos evidencia de que ello haya contribuido a su calidad. No es raro, porque los problemas eran exactamente los mismos de ahora: pocas capacidades instaladas en los distintos establecimientos públicos para lograr una experiencia educativa valiosa.”

Jaime Retamal, investigador en Educación de la Universidad de Santiago, lo describe diciendo que jamás “se le va a escuchar una cita de un filósofo o de un literato o de un sociólogo, que de los tres hay de derecha, por cierto; lo que no significa que no los lea, pero seguramente le deben de parecer teorizaciones para las cuales él no está en este mundo. En el fondo Beyer es una especie de gásfiter en la derecha: ¿qué hay que argumentar? él, mateo, hace el trabajo, reúne antecedentes, coloca en el buscador del Web of Science el tema, lee unos cuantos papers, los alinea con el discurso dominante de la derecha liberal y, seguramente, reparte como producto minutas de actualización con datos y argumentos. En ese sentido un gásfiter de primer nivel, 24/7, con aprecio al trabajo bien hecho”.

En su defensa sobre la ampliación del sistema de créditos a cargo del Estado para universidades privadas que lucran con altísimos aranceles, Beyer se manifestó partidarios de becas para los tres primeros quintiles y crédito contingente al ingreso para los siguientes, argumentando que “este crédito debería haber sido, quizás, el mecanismo preferente de financiamiento, sobre todo porque, en la práctica, incorpora automáticamente becas para quienes después de egresados no tienen los ingresos esperados. El diseño específico de este crédito tendrá ahora que materializarse en ley y deberá abordarse el tratamiento de la brecha entre el arancel efectivo y el de referencia, valor este último que cubre la beca o el crédito, así como también la discriminación en financiamiento según la naturaleza, no calidad, de la institución terciaria a la que accede el estudiante”.

Respecto a temas como participación estudiantil, pocas horas antes de ser nombrado Beyer ya sacó la hilacha contra las movilizaciones. Dijo a La Tercera que “no creo que las movilizaciones tengan la misma intensidad de este año y no creo que logren movilizar al mismo número de estudiantes”.

SUSPICACIAS EN EL MOVIMIENTO

Las reacciones al nombramiento de Beyer no se dejaron esperar. El vicepresidente del Consejo de Rectores y rector de la Universidad de Santiago, Juan Manuel Zolezzi, dijo que “si bien tenemos posiciones distintas en muchas temas como en educación y economía, probablemente lleguemos a muchos acuerdos si él está disponible, dependiendo de los temas que nos toque tratar”.

Camila Vallejo, vice presidenta de la Fech, considera el cambio de gabinete como un acto de “desesperación porque el gobierno no ha demostrado tener la capacidad para tener una política pública en educación. Son incapaces y se han visto obligados a hacer cambios de gabinete pero sin lograr los cambios importantes”.

Si bien Vallejo dijo que “no queremos juzgar tan rápidamente una labor que puede realizar de mejor forma el actual ministro y por eso queremos recoger algunos pronunciamientos que ha tenido durante el año en torno a la problemática del lucro o sobre la posibilidad de levantar plebiscitos en torno a la educación”, tiene claro que el nuevo ministro “es uno de los principales ideólogos del modelo neoliberal en la educación y eso no es una buena señal”.

El presidente de la Fech, Gabriel Boric, opinó que el cambio de “demuestra un nivel de improvisación en materia educacional que no se corresponde con los desafíos del gobierno. Hemos tenido dos ministros en menos de seis meses”.

El senador del MAS, Alejandro Navarro, dijo por su parte que “el que hayan habido tres ministros de Educación en un año muestra que este gobierno no ha sabido asumir la importancia de los movimientos sociales”. Luego agregó que “aunque Beyer está revestido por cierta aureola académica, él ha sido asesor de varios ministros, ha integrado diversas comisiones en los gobiernos anteriores, por lo que es bastante más político de lo que parece… Con Beyer en Educación el debate político ya no tendrá la sospecha de estar ideologizado, será pura y esencialmente Ideológico”.

El vocero de las Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Aces, Alfredo Vielma, también se sumó a las críticas diciendo que “en un periodo de tiempo tan corto hayan pasado tres ministros por el gabinete de educación sólo nos demuestra que la crisis, que comenzó con la concertación y se explotó con este gobierno, se ha agudizado”.

El vocero de los secundarios atribuyó al movimiento estudiantil la responsabilidad por la supuesta renuncia de Bulnes y puntualizó “decir que renuncia es solo una forma elegante de dejar el cargo, él sale simplemente porque su manejo no fue eficiente”.

Mauricio Becerra R.

@kalidoscop

El Ciudadano

Fotos: Presidencia

LEA ADEMÁS Un gabinete de gerentes

 

Suscríbete al papel
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.