Senador Navarro: Chávez tendrá una nítida victoria cercana o superior a un 54%

· 7 October, 2012 18:10
Pueblos

 

  • A horas de las elecciones presidenciales, el senador de la Región del Biobío definió a la democracia venezolana como “infinitamente, infinitamente mejor que la chilena”.
  • Según Navarro, “la batalla más dura no está en Venezuela, sino en la comunidad internacional, pues allí se ha intentado instalar de que ésta es una elección en la que puede existir fraude, cuestión que lo desmiente la historia, el actual sistema electoral y los más de 4 mil acompañantes  y más de 10 mil periodistas acreditados, que podrán presenciar las elecciones, cubriendo el evento”.

 

Ante “la caricatura que se ha hecho del proceso bolivariano y particularmente del Presidente Hugo Chávez”, el senador Alejandro Navarro sostuvo que son cuestiones que “no reflejan la realidad venezolana y menos aún las condiciones de liderazgo de un presidente que ha conseguido liderar un proceso latinoamericano de una década virtuosa de gobiernos de izquierdas, progresistas, socialistas entre los cuales se encuentran Cristina Fernández en Argentina, Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales en Bolivia, José Mujica en Uruguay, Daniel Ortega en Nicaragua y Hugo Chávez en Venezuela”.

 

El parlamentario argumentó que “hay quienes ven en estas elecciones la posibilidad de fraude. Imagino que éste es un hecho que puede tener dos naturalezas: o hay un profundo desconocimiento e ignorancia; o hay una profunda intencionalidad política clara en torno a desconocer los resultados y a generar un conflicto electoral inexistente”, manifestó.

 

Para el vicepresidente del Senado, “aquellos que han intentado caricaturizar el proceso electoral de Venezuela, sin duda desconocen lo expresado por el analista chileno, el Demócrata Cristiano Genaro Arriagada, ex embajador en Washington, quien en un informe elaborado para el Wilson Center de Estados Unidos en conjunto con el ex Presidente del Instituto Federal Electoral de México, señala respecto del sistema electoral venezolano que “tiene innegables fortalezas y es tecnológicamente muy avanzado. Funcionando ade­cuadamente asegura la transparencia de elementos fun­damentales para el control y vigilancia de los procesos electorales por partidos, ciudadanos y observadores”.

 

“A eso se suma la opinión del ex Presidente norteamericano Jimmy Carter, también de la ONU y de la OEA en donde indican que el sistema electoral venezolano es sin duda el más moderno del mundo, más  confiable; eso da garantía no solo a los llamados analistas u opinólogos chilenos sobre la elección venezolana, sino que al mundo entero”, aseveró Navarro.

 

11 triunfos, 1 derrota

 

Navarro llamó a “tener presentes que en Venezuela se realiza decimosegunda elección en 14 años. A finales del año 2012, Venezuela habrá completado 14 elecciones en 14 años. Además de la elección presidencial de este domingo, también habrá próximas elecciones de gobernadores en diciembre. Este es un ciclo electoral  que muy pocas naciones pueden ostentar y que sin duda hablan de las profundas raíces democráticas del sistema”.

 

Alejandro Navarro, presidente del MAS, dijo que “en contra de las críticas alarmistas que buscan generar condiciones para legitimar un fraude inexistente”, sostuvo que “en Venezuela de las 12 elecciones realizadas, Chávez ha ganado 11 y ha perdido una; y cabe señalar que en esa oportunidad, se demoró dos horas en el reconocimiento de la derrota, tras el recuento oficial de la votación por la reforma constitucional del 2007”. Y agregó: “Tuve la posibilidad de estar en el Palacio Miraflores y escuchar directamente de Chávez y también el análisis de las responsabilidades de él mismo”.

 

Continuó: “En 1988, Chávez ganó la elección presidencial por primera vez  con un 56,2%; en 1999, con un 87% de apoyo convocó a una Asamblea Constituyente; después en 1999, con un 71,78% se aprobó la nueva Constitución”.

 

“En el 2000, ganó la elección presidencial con un 59,76%; en el 2001 resultó reelecto con más del 60% de los votos; en el 2002 fuimos testigos de cómo un golpe de Estado y sabotaje petrolero lo intentó derrocar; en el 2004,  la oposición lo somete a referéndum revocatorio, el que ganó con un 59,6%. Ese mismo año, gana 22 de los 24 Estados y junto con ello, más del 80% de las alcaldías; en el 2005, 165 escaños de la Asamblea Nacional, luego que oposición se retirara”.

 

“El 2006, Chávez ganó la elección presidencial con un 62,84% de los electores votaron por él. En el 2007 sufre una derrota: pierde el plebiscito para reformar la constitución. Sin embargo, en el 2008 el PSUV gana las elecciones entre gobernadores, alcaldes y concejales. Se suma, posteriormente el triunfo de la mayoría venezolana que en el 2009 eligió a través de un referéndum eliminar los límites de reelección, con un 55%; para finalmente en el 2010 el PSUV ganar la mayoría de los escaños de la Asamblea Nacional”.

 

Es por ello que Navarro afirmó: “Yo no sé si hay alguien capaz de sostener que el sistema electoral venezolano presenta posibilidades de fraude después de esta enumeración”. Lo claro para el senador del MAS es que “aquí se ha ideologizado esta elección e imponer la idea de que habrá fraude electoral, tratamiento internacional que intenta ser reflejado en Chile de manera automática y sin apertura al debate”, manifestó.

 

“El sistema democrático venezolano es infinitamente, infinitamente, infinitamente más democrático que el chileno”

 

Esta afirmación radica, según Navarro, en que “en Venezuela existe una Constitución aprobada el año 1999 por el 71,78% de los electores venezolanos; referéndum revocatorio; posee plebiscitos vinculantes; elecciones directas de intendentes; los venezolanos que están en el extranjero pueden votar; los indígenas por ley tienen que ser parte del parlamento; está la figura del ombudsman o también llamado defensor del pueblo; existe el poder electoral como poder específico del Estado; hay prensa de oposición y prensa de gobierno, es decir una diversidad absoluta de propiedad de medios de comunicación; características lejanas de existir hoy en nuestro país. Hay 32 partidos nacionales  y más de 200 estaduales”.

 

Asimismo, añadió que “para que los chilenos comparen, en Venezuela eligen a 10 tipos de autoridades, entre regionales y nacionales de manera directa, cosa que corresponde al doble en Chile, en donde se eligen 5: presidente, alcaldes, concejales, diputados y senadores. En Venezuela, como lo señala el Concejo Electoral, se puede votar por: presidente, representantes a los parlamentos Andino y Latinoamericano, diputados a la Asamblea Nacional, gobernadores de Estado, Diputados a los Consejos Legislativos Estadales, alcaldes municipales, concejos municipales, miembros de juntas parroquiales, alcalde metropolitano y concejo metropolitano”.

 

“En Chile esta democracia se restringe ya que lo que impera es la monarquía presidencial de la Constitución del 80, que es hoy una Constitución nauseabunda y espuria. Lo necesario hoy es una asamblea constituyente, una nueva Constitución”.

El resultado de las elecciones del 7 de octubre

 

A juicio del congresista, “Venezuela está hoy en el centro de la atención internacional, alguno para seguir la fiesta democrática que se vive en dicho país; en tanto, otros motivados por la ilusión de transmitir una derrota de Chávez; quiero decir que muchos verán frustradas estas expectativas, yo estimo que van a presenciar una nítida victoria que va a estar cercana o superior a un 54%  del electorado”.

 

Sobre Capriles, Alejandro Navarro comentó que “es quien representa el punto de unidad de la oposición, que nada tenía que ofrecerle antes al país, ni programas ni candidatos. Capriles ha tenido la oportunidad de crear un programa y una candidatura, que es insuficiente para contrarrestar el proceso bolivariano y un liderazgo de Chávez durante 14 años”.

 

Además, “hay quienes critican que la revolución bolivariana ha establecido la reelección indefinida del Presidente. Me gustaría que aquellos que opinan eso, puedan ver que no solo ocurre en Venezuela, ocurre en Francia, Inglaterra, España y otros países en los que la ciudadanía es la que decide la continuidad; Tony Blair estuvo 14 años en el poder. Las personas cambian, cuando cambia la voluntad del electorado”, dijo.

 

Es en esa línea que manifestó que “ojalá que quienes critican a Chávez, tuvieran la sabiduría, paciencia, tolerancia para discutir con mayor objetividad el proceso venezolano y no lo hagamos a través de caricaturas”.

 

“El único fraude aquí ha sido el capitalismo”

 

“La UDI y la derecha –aseveró Navarro- han intentado ver una posibilidad de una derrota para las fuerzas de izquierda. Les reitero, el triunfo de Chávez va a ser la confirmación de una década virtuosa, que muestra que la salida para los problemas de América Latina se encuentran en los gobiernos de izquierdas, progresistas y socialistas y ciudadanos; no en las derechas económicas neoliberales   que son las que han fracaso en las últimas 3 décadas en América Latina y en el mundo entero”.

 

Y ejemplificó: “En Venezuela hay 2 millones 600 mil estudiantes en educación superior y es el segundo país en América Latina, después de Cuba, y el quinto país a nivel mundial en matricula de educación superior, absolutamente gratuita”.

 

Navarro recordó la mala intención de la derecha de desacreditar el proceso eleccionario que “pues, para la elección de la Asamblea Nacional el 2010, en la que estuvo también Patricio Walker y Allamand en Venezuela. Espero que no ocurra lo que esa vez hizo el entonces senador y hoy ministro Allamand, que twitteaba que había tardanza en la entrega de resultados, cuando si comparaba con Chile, los cómputos acá son después de la medianoche”.

 

EE.UU., Chávez y el petróleo

 

Tal como testimonia el senador Alejandro Navarro, “existen en marcha un conjunto de planes de desestabilización que han sido gatillados por la activa participación de la embajada de EEUU en Caracas. Yo espero que EE.UU. se abstenga en intervenir y que contribuya en transmitir los datos y las situaciones de acuerdo a la realidad”.

 

Desde el punto de vista de Navarro, “hay un proceso mundial que me ha hecho reafirmar que la batalla más dura no está en Venezuela, sino que ante la comunidad internacional, pues allí se ha intentado instalar de que ésta es una elección en la que puede existir fraude. Cuestión que lo desmiente la historia, por el sistema electoral y por los más de 4 mil observadores que van a presenciar y vivir estas elecciones”.

El Ciudadano

 

Comentarios
Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.

+