Directora niega sobrediagnóstico de déficit atencional en colegio de la familia Matte

 

Carolina Correa Braun, directora del Colegio José Joaquín Prieto de La Pintana, sostiene que no hay ningún niño de los 1.582 que educa el colegio que perciba subvención por Necesidad Educativa Especial (NEE) y que resuelven por si solos los casos de Trastorno por Déficit Atencional e Hiperactividad (TDAH).

En un reportaje publicado por El Ciudadano sobre el diagnóstico con Metilfenidato (Ritalin) a niños, una apoderada del Colegio José Joaquín Prieto de La Pintana, sostuvo que hay sobrediagnóstico de Trastorno por Déficit Atencional e Hiperactividad (TDAH), en dicha escuela. La directora, Carolina Correa Braun, desmiente que haya interés del colegio en diagnosticar niños con TDAH y que ninguno de ellos está reconocido entre las Necesidad Educativa Especial (NEE), las que hacen subir la  subvención escolar dada por el Estado de $51.138 dada por un estudiante normal a $141.746.

De igual forma reconoce que tienen a 56 niños con ‘dificultades pedagógicas’, estando un 50 por ciento está diagnosticado con TDAH, concentrándose la mayoría en Primero, Segundo y  Tercero Básico; pero que tienen los propios canales para su tratamiento.

El colegio es uno más de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), red educativa del grupo Matte. La escuela imparte clases a 1.582 alumnos en Enseñanza Básica y Media, teniendo dos cursos por nivel. Para el próximo año tendrán su primera promoción de Cuarto Medio y el promedio de alumnos por sala es de 45 niños. De los niños egresados de la Básica un 10 ó 15% se van a los colegios emblemáticos y el resto a colegios Técnicos o Científico Humanistas.

Una ex apoderada del colegio sostiene que hay sobrediagnóstico de niños con déficit atencional en el colegio. ¿Es efectivo?

– El Colegio José Joaquín Prieto nunca ha declarado un alumno con Necesidad Educativa Especial, con déficit atencional u otra discapacidad. Nosotros no tenemos niños con NEE declaradas en el Ministerio de Educación, por lo que no recibimos la subvención especial para esos niños.

¿Pero hay niños diagnosticados con Déficit Atencional en el colegio?

– Los hay, pero reciben una subvención normal, son tratados por nosotros, con recursos propios del colegio.

¿Cuántos niños tienen diagnosticados?

– No tengo la cifra exacta… tenemos con nuestros costos un centro de diagnóstico que apoya con una psicopedagoga a niños de Primero, Segundo y algunos casos de Tercero Básico. En total son 56. De todos ellos, un 50 por ciento está diagnosticado, el resto son niños que tienen dificultades pedagógicas, pero no están siendo tratados.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

– Los alumnos son observados por los profesores jefes y si tienen algunas características son derivados a la psicopedagoga, quien los evalúa, los observa en clases y de ahí, si se observa algún síndrome son derivados a un especialista, como un neurólogo.

¿Pero a qué institución derivan?

– Por lo general a un consultorio de acá, de La Pintana, donde tienen el canal adecuado. Nosotros esperamos hasta que nos entreguen el informe y de acuerdo a eso funcionamos. Si el diagnóstico dice que hay trastorno, procedemos. Nosotros no diagnosticamos, observamos y derivamos. El especialista nos da el informe.

¿Cuál sería entonces la intención de la apoderada de decir tal cosa?

– Este niño estuvo en el colegio entre Kinder y Tercero Básico. Fue un alumno normal, una apoderada que participaba en las reuniones normalmente. Nunca manifestó delante de otros apoderados algún comentario y no tuvo conflicto con los profesores.

Ella dice que muy temprano lo diagnosticaron son déficit atencional.

– En Kinder fue derivado y en Primero Básico fue atendido por un neurólogo, quien diagnosticó y estuvo en tratamiento hasta Segundo Básico. Para este año, según lo que me contó la profesora jefe, el alumno no se matriculó y nunca nos enteramos de su retiro. No hubo intención alguna de retenerlo. No supimos hasta que vino a retirar los documentos. No tuvimos ningún indicio como profesora jefe que lo fuera a retirar. Se entrevistó 3 veces al año con especialistas, tuvo asistencia de la psicopedagoga, se le dieron las indicaciones. Ella no estaba de acuerdo con administrarle fármacos, pero sabía que su hijo los necesitaba. Todo siempre en diálogo.

¿Cuántos alumnos tienen por curso?

– Estamos en la curva de la normalidad. Tenemos 45 alumnos por sala de clases.

¿Un profesor puede desarrollar su programa pedagógico en su nivel óptimo con tantos alumnos?

– Se logra, se logra con 45 alumnos en la sala. Acá en el colegio lo logramos porque tenemos las metodologías, los profesores preparados. Puede que haya niños que por su forma de aprender necesiten otra realidad, pero eso va a depender de cada niño.

Los profesores y varios estudios acusan que con 40 alumnos en la sala son bajos los resultados pedagógicos y que lo ideal es tener 20. Una profesora de otro colegio de La Pintana comenta que con más de 40 alumnos por sala, un estudiante tendrá sólo una oportunidad de poder hablar en una clase.

– Yo he trabajado en realidades de 20, 35 y 45 alumnos, creo que teniendo un buen profesor y una buena metodología los niños aprenden igual. Muchas veces en realidades de 20 alumnos se producen otras dinámicas: mucho individualismo, poca tolerancia porque se arman socialmente distintos mecanismos. En cambio con 45 alumnos se reproduce lo que es el mundo, te fijas, que somos muchas personas en una sociedad: el compartir, el saber que hay diferencias, gente capaz, otra que le cuesta, gente tímida, otra con más personalidad. Con control y seguimiento se puede lograr mejor aprendizaje. Que existan niños que por razones personales requieran otra realidad, eso es efectivo. Hay quienes por su nivel de atención, personalidad, necesitan una realidad más acotada. Ahí cada apoderado ve, por eso existe la libertad de educación, en la que los apoderados conocen el colegio, la forma de enseñanza y pueden optar.

¿Y qué metodología aplican acá?

– El trabajo que se hace desde prekinder, incluyendo mucho a la familia. Nos entrevistamos y reunimos con la familia muchísimo, porque ellos tienen un grado importante de responsabilidad; fortalecemos mucho los hábitos y valores, como el respeto, honradez, la responsabilidad. Cuando eso está fuerte, la tecnología o el trabajo grupal funciona mucho mejor.

LA SOCIEDAD DEL GRUPO MATTE

¿Cuál es el objetivo de la Sociedad de Instrucción Primaria en insertarse en espacios populares con sus colegios?

– Incidir en el nivel educacional de niños de sectores vulnerables para que tengan las mismas posibilidades de excelencia y la libertad para elegir el camino correcto y ser un aporte a la sociedad.

¿Cuáles son los resultados de las promociones?

– Un 10 15% se van a los colegios emblemáticos y el resto a colegios Técnicos o Científico Humanistas.

¿Qué le parece que en el Trastorno de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH) sea primero el fármaco, Ritalin, y después el supuesto trastorno?

– Creo que existe el TDAH con un sustento neurológico. A veces el sistema neurológico de los niños no está maduro y también existen niños con baja atención por factores externos. Hoy los niños son criados con más ruido, más estímulos, lo que hace que tengan distintas formas de concentrarse. Hay quienes se concentran con música en los oídos y otros hablan y chatean al mismo tiempo. Se han desarrollado otras habilidades.  El déficit atencional lo diagnostica un neurólogo, que estudio medicina durante 7 años y tiene una especialidad. No lo hago yo.

Habiendo cursos de 45 niños es difícil mantener la atención de todos ellos ¿no cree que haya sobrediagnóstico?

– Nosotros siempre, la psicopedagoga, luego de que el niño visitó al neurólogo le preguntamos a la mamá cómo le fue, cuanto tiempo. Sabemos que con una visita de minutos al neurólogo no puede haber un diagnóstico, depende de la calidad del médico. Para eso establecemos redes con otros lugares.

¿No le aproblema ser parte de un modelo educativo que receta derivados de la anfetamina a niños de Primero Básico?

– Yo no soy médico, no tengo la expertice de decir si ese niño lo necesita, tampoco químico farmacéutico para hablar sobre sus efectos. He leído sobre efectos positivos y negativos.

Pero es docente, lo que le otorga una cercanía mayor

– He visto niños que le ha hecho muy bien tomar el remedio por un periodo acotado de tiempo, un año, dos años. Ha mejorado su autoestima, la forma de ver la vida, han tenido excelentes resultados.

¿Ha visto lo contrario?

– No, nunca he visto…. ¿Niños que tomen el remedio y les haga mal? No he visto, sí que se suspende el remedio y se buscan otras alternativas…. He visto niños con déficit atencional que han sufrido mucho, no logran los objetivos, cumplir lo que se proponen o que la mamá les exige. Así empiezan con un tema de autoestima. Yo soy malo, no me resultan las cosas.

RIESGO DE ESTIGMA

También genera un estigma tener a un niño tomando fármacos para la mente, sobre todo entre sus compañeros

– Ese es un problema de la sociedad. Podría ser un estigma ser diabético…

Pero los diagnósticos referidos a la mente tienen otra connotación.

– Es un síndrome que produce una inmadurez neurológica transitoria. Distinto es que se trate de un esquizofrénico.

Pero si los mismos niños se dicen entre si: “anda a tomarte la pastilla” es porque ya hay incubado un estigma.

– Acá trabajamos con discreción máxima. Trabajamos con prudencia y no se estigmatiza. Si alguien hace algún comentario se explica…

¿Y generar niños que para resolver sus problemas tengan que recurrir a fármacos?

– Nos estamos desviando del tema, yo creo, quería aclarar lo que se dijo del colegio. Tenemos distintas opiniones.

¿Por qué no recurren a los fondos de las NEE?

– Es una política propia. Creemos que son niños que con nuestro sistema podemos ayudar con el trabajo que hacemos con los padres, con los orientadores. No creemos necesario recurrir a la subvención especial. Lo vemos como un niño que en esta etapa de su vida necesita apoyo. El apoyo lo dan los especialistas. Nosotros no atenemos a lo que nos compete, que es la parte pedagógica.

M.B.R.

@kalidoscop

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.