Salud Primaria

Senador Navarro y la Eunacom: “Llamo a la rebeldía de los alcaldes para que no saquen a los médicos extranjeros de sus consultorios”

El parlamentario por la Octava región mantiene sus criticas al sistema de evaluación de los médicos extranjeros. Al mismo tiempo sostiene que "esta es una crisis, un escándalo. El gobierno debe garantizar la atención de las personas".

En los últimos días el Examen Único de Conocimientos de Medicina (EUNACOM) ha ido escalando en las prioridades de la agenda informativa, ya que los resultados de la última evaluación realizada determinó que 277 médicos extranjeros tengan que dejar sus puestos de trabajo en el servicio de salud público.

De los  4.328 médicos que rindieron la prueba, 1.488 titulados en Chile, 2.642 en el extranjero y 198 que se presentaron en calidad de repitentes, un 73,2% de los titulados fuera del país reprobó, mientras que un 3,4% de los que lo hicieron en universidades nacionales no aprobaron el examen.

El problema es que Chile tiene un defecit de cerca de 4000 médicos especialistas y, sumado a eso, los médicos egresados de universidades nacionales dan preferencia a trabajar en el sector privado antes que en el público. De ahí el debate respecto del futuro de los médicos que no pasaron la prueba del Eunacom.

eunacom

Uno de las voces más críticas a esta evaluación y, al formato en el que se desarrolla, es el senador Alejandro Navarro quién sostiene que el escenario es crítico y que “estamos adportas de una crisis sanitaria, y si se cumple el dictamen del ministerio de Salud vamos a terminar en un escenario con perdidas de vidas humanas”.

“El ministerio de Salud ha reconocido que más de 22 mil personas han perdido la vida esperando un médico especialista y más de dos mil esperando una operación quirúrgica. Por lo tanto la situación de Eunacom, que es una prueba que no mide calidad sino que se usa como instrumento para evitar la llegada de médicos extranjeros, es una herramienta perversa que defiende intereses mezquinos”, recalca el parlamentario de la octava región.

Junto con lo anterior, Navarro destaca que la metodología del examen impide que se pueda evaluar la calidad del profesional evaluado y recalca que “no hay demostración que Eunacom pueda garantizar calidad en los médicos que se les aplica”.

Interés creados

El cuestionado examen es aplicado y calificado por la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH), organismo privado que reúne a las facultades de medicina del país y que además tiene un rol importante en materia de políticas públicas en la formación de los médicos criollos.

lEn este sentido, sel senador Navarro sostiene que “resulta inaceptable que la ASOFAMECH que es un organo privado que tiene en su poder determinar políticas públicas. Además es juez y parte, porque forma medico y los certifica. Hay que apuntar a la calidad de las universidad, y espero que el Tribunal Constitucional determine el fin de esta organización”

“La prueba deber reconocida y al menos debe entregar los resultados, los médicos no conocen en que se equivocaron. Incluso, el ministro Mañialich durante el gobierno anterior estaba en contra y por eso la Contraloría la suspendió por dos años”, recalca Navarro.

Junto con ello, agrega que “se requiere una prueba que de garantía a todos y eso tiene que hacerlo una entidad pública”.

Por ello, el senador hace un llamado a evitar que los médicos reprobados sean retirados del sistema público de salud cuando expresa que “los médicos chilenos han optado por no trabajar en el sector públicos y se debe resguardar la atención de los chilenos que van a los CESFAM. Llamo a la rebeldía de los alcaldes para que no saquen a los médicos extranjeros de sus consultorios, no se puede abandonar a la población”.

“Esta es una crisis, un escándalo. El gobierno debe garantizar la atención de las personas” sentencia Navarro.

El Ciudadano
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.