Científicos desarrollan un análisis de sangre que identificaría el lugar en que crece un tumor

Para mejorar el método que detecta si hay presencia de cáncer, investigadores de la U. de California en San Diego, descubrieron la forma de identificar una nueva pista en la sangre, que indica el lugar donde se están desarrollando las células tumorales.
prueba de sangre

Toma de muestra de sangre. Imagen vía Prensa Libre

Los análisis de sangre convencionales son capaces de detectar si hay un cáncer identificando el ADN que liberan por las células tumorales cuando mueren, pero no indican dónde está ubicado un tumor.

Ahora, un grupo de bioingenieros de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, desarrolló un nuevo análisis de sangre que puede localizar la parte del cuerpo en que crece el tumor de manera precoz y sin métodos invasivos, informa Sinc.

Cuando una parte del cuerpo está invadida por el crecimiento de un tumor, se convierte en un campo de batalla entre las células normales y las cancerosas, que luchan por los nutrientes y el espacio. Las células sanas que muere dejan un rastro de ADN que termina en el torrente sanguíneo. Ahí es cuando un análisis de sangre puede detectar la presencia de cáncer.

Para mejorar la precisión del método, los investigadores de este estudio descubrieron una nueva pista en la sangre, que ayuda a indicar dónde se están desarrollando las células tumorales: los haplotipos de metilación CpG dentro de las moléculas de ADN.

“Lo descubrimos por accidente. Buscábamos células cancerígenas para averiguar su origen, pero también vimos señales de otras células. Nos dimos cuenta de que al integrar los dos conjuntos de señales podíamos determinar la presencia o ausencia del tumor y dónde estaba creciendo”, relata Kun Zhang, profesor en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de California en San Diego, y principal conductor del estudio, que se publicó esta semana en la revista Nature Genetics.

celulas tumorales

Células tumorales. Imagen vía ABC

Para probar el método, los científicos crearon una base de datos con todos los patrones de metilación CpG en tejidos como el hígado, intestinos, colon, pulmones, cerebro, riñón, bazo, páncreas o sangre.

También analizaron muestras de tumores y de la sangre de pacientes del Centro de Cáncer Moores, de la Universidad de California en San Diego. De esta manera identificaron una serie de marcadores genéticos que son específicos de la enfermedad.

Buscando señales de los marcadores cancerígenos y de los patrones de metilación de los tejidos, los investigadores analizaron las muestras de sangre de personas sanas y con tumores, en un proceso que necesita la combinación de ambas señales para obtener una respuesta positiva.

Zhang advierte que el nuevo test está recién creándose y que aún queda trabajo para obtener resultados concluyentes. “Necesitamos trabajar con oncólogos para optimizar y refinar el método antes de llevarlo a la fase del ensayo clínico”, señala.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.