Estudio mostró que el cerebro puede seguir activo por un período después de la muerte

Médicos canadienses de una unidad de cuidados intensivos observaron que el cerebro de una persona seguía mostrando señales de actividad, luego de que se la había declarado clínicamente muerta.

muerto morgue

La actividad cerebral puede continuar por más de 10 minutos después de que el cuerpo ha dejado de mostrar señales de vida. Al menos así lo señala un nuevo estudio publicado en The Canadian Journal of Neurological Sciences.

Médicos canadienses de una unidad de cuidados intensivos observaron que el cerebro de una persona seguía mostrando señales de actividad, luego de que ya se la había declarado clínicamente muerta, informa The Independent.

Los especialistas confirmaron que su paciente estaba muerto a través de una serie de observaciones de rutina, incluyendo la ausencia de pulso y la falta de reacción en las pupilas. Sin embargo, las pruebas mostraron que el cerebro del paciente continuaba trabajando, registrando el mismo tipo de ondas cerebrales emitidas durante el sueño profundo.

En el informe, los médicos de la Universidad de Western Ontario registran que habían visto “ondas delta simples que persistían luego del cese del ritmo cardíaco y de la presión arterial”.

Sin embargo solo una de las cuatro personas estudiadas mostró que la actividad cerebral continuó después de las señales de muerte, mientras los cerebros de los otros tres parecieron cesar de funcionar al mismo tiempo que el resto de su cuerpo. Pero todos los cerebros exhibieron diferentes comportamientos en los minutos posteriores a la muerte, lo que agregó una nueva interrogante a la investigación.

Los médicos no saben cuál es el propósito de que la actividad continúe en algunos cerebros después de la muerte y advierten que no es prudente sacar demasiadas conclusiones de los resultados de una muestra tan pequeña. También destacan que no es posible haber leído mal los registros cerebrales, dado que todo el equipamiento estaba en óptimas condiciones técnicas.

Otro estudio había encontrado señales de actividad cerebral por un minuto posterior a la muerte, pero esta investigación fue conducida en ratas y en esa ocasión no se encontró un paralelo en humanos, informa Independent.

Lo que pasa con el cuerpo y la mente después de la muerte sigue teniendo un halo de misterio para la ciencia. Otros dos estudios del año pasado demostraron que los genes parecen seguir funcionando –e incluso con más energía– durante los días posteriores a la muerte de una persona.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.