Estudio sugiere que los videojuegos violentos no afectan la empatía en el largo plazo

Otros trabajos habían ofrecido diferentes resultados, sugiriendo que las personas pueden perder la sensibilidad ante estímulos violentos y mostrar menor empatía y mayor agresividad. Pero la gran mayoría de esos estudios solo había investigado los efectos a corto plazo. De todos modos, los autores recalcan la importancia de seguir investigando en este campo.

videojuegos antena 3

Se ha debatido por mucho tiempo si existe una relación entre los videojuegos violentos y el desarrollo de comportamientos agresivos y poco empáticos en las personas que los practican. Ahora, una nueva investigación señala que estos no tienen un efecto a largo plazo sobre la empatía de sus jugadores.

El estudio fue realizado por investigadores alemanes de la Universidad de Hannover, utilizado imágenes de resonancia magnética funcional (IRMf) en usuarios que llevan años practicando con juegos de contenido violento, informa Sinc.

Los autores señalan que los participantes tuvieron la misma respuesta neural que el resto de las personas, a  pesar de estar exponiéndose a imágenes emocionalmente provocativas por mucho tiempo. Los resultados se publicaron en la revista Frontiers in Psychology, y apuntan a que no hay una disminución de la empatía por jugar estos videojuegos en el largo plazo.

Otros trabajos habían ofrecido diferentes resultados, sugiriendo que las personas pueden perder la sensibilidad ante estímulos violentos y mostrar menor empatía y mayor agresividad. Pero la gran mayoría de esos estudios solo había investigado los efectos a corto plazo.

“Ha habido muy pocas investigaciones que hayan examinado los efectos a largo plazo de jugar videojuegos violentos”, señala Gregor Szycik, autor principal del trabajo. “Nosotros nos planteamos hacerlo debido a la creciente popularidad y calidad de estos juegos y porque en nuestro trabajo clínico nos encontramos con cada vez más pacientes que hacen un uso problemático y compulsivo de ellos”, agrega.

videojuegos violencia

Los voluntarios –hombres en su totalidad– habían jugado a videojuegos en ‘primera persona’, en que el protagonista lleva armas de fuego (como Call of Duty o Counterstrike), por al menos dos horas diarias durante los cuatro últimos años; aunque el promedio fue de cuatro horas diarias.

Los investigadores compararan a los jugadores con los sujetos de un grupo de control, que no acostumbraban a usar consolas y que no tenían experiencia con videojuegos violentos. Para evitar los efectos a corto plazo, se le pidió a los participantes que se abstuvieran de jugar durante un mínimo de tres horas antes de comenzar el experimento, aunque la mayoría dejó de jugar mucho más tiempo. Esto permitió concentrar el estudio en los efectos a largo plazo.

Para conocer su capacidad de empatía y nivel de agresividad, los voluntarios respondieron a cuestionarios psicológicos. Luego, mientras se sometían a IRM, se les mostró una serie de imágenes diseñadas para provocar una respuesta emocional y empática. Cuando las imágenes aparecieron, ellos debían imaginar y responder cómo se sentirían en determinadas situaciones. Finalmente los investigadores midieron la actividad de las regiones específicas del cerebro para comparar la respuesta de los jugadores y del grupo de control.

Tanto el cuestionario como la actividad neural mostrada en los exámenes de IRM, revelaron similares resultados entre la totalidad de los hombres estudiados (jugadores y no jugadores).

Los resultados fueron una sorpresa para los investigadores, puesto que su hipótesis inicial era la opuesta. El estudio sugiere que si los videojuegos violentos afectan la empatía de los jugadores, este efecto puede ser de corta duración, aunque los autores admiten la necesidad de que otros científicos sigan investigando en este campo.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.