Frontera México - Estados Unidos

Conoce a los tohono o’odham: el pueblo originario que quedaría dividido en dos por el muro de Trump

El polémico y discriminatorio muro que Donald Trump quiere construir en la frontera entre México y EE.UU. afectaría a millones de personas, pero particularmente a los integrantes de la tribu de los tohono o’odham, ya que esta etnia binacional quedaría dividida en dos por la gigantesca pared. Conoce todos los detalles a continuación.

Si hay algo que aprendimos de los pueblos originarios de nuestra región, es que a pesar de las adversidades que enfrente, no se darán por vencidos de manera sencilla. Y ahora parece que el flamante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tendrá que verse las caras con el poder de lucha de los pueblos originarios, ya que una pequeña comunidad indígena del desierto de Sonora ha abierto un nuevo frente de batalla contra el muro que se pretende construir entre México y Estados Unidos. Conoce la historia de los tohono o’odham.

tohono 2

Esta pueblo originario binacional posee una particular historia, ya que el lugar que han habitado históricamente fue dividido en dos por la frontera trazada entre México y EE.UU. durante el siglo XIX. En la actualidad, sus 30.000 miembros viven en el estado de Arizona, pero sin embargo sus familiares y la gran mayoría de los lugares sagrados de este pueblo originario están en el lado mexicano. En ese sentido, la construcción del muro por parte de Trump sería mortal para la cultura de este pueblo ancestral. “Si se construye un muro será sobre mi cadáver”, sentencia el vicepresidente tribal Verlon José, en un testimonio recuperado por el diario El país, de España.

En un video realizado por los tohono o’odham para dar a conocer su realidad se afirma:“No existe una palabra para decir muro en nuestra lengua”

Un dato más que llamativo y hermoso dentro de esta historia, se puede recuperar a través de Jacob Serapo, un ranchero indígena que aparece en un video realizado por los tohono o’odham para dar a conocer su realidad. Allí, Serapo afirma:“No existe una palabra para decir muro en nuestra lengua”. La naturaleza presente en esta zona fronteriza tiene un papel preponderante en la mitología de los tohono o’odham, y el tránsito entre ambas zonas les permite cubrir sus necesidades básicas.

Al respecto, Óscar Velásquez, uno de los gobernadores de los pápagos (que es el nombre que la tribu recibió de los misioneros españoles en el siglo XV) afirma:”Es un no rotundo al muro porque afectaría a nuestros territorios ancestrales, a la flora y fauna de la región y sería como eliminarnos, sobre todo a los miembros de la tribu en México”.

A esta altura del conflicto, y tal como argumenta El País, es importante destacar la figura de Jacqueline Pata, quien es la directora ejecutiva del Congreso Nacional de Indios Americanos y quien asesora a la tribu en este conflicto con el gobierno de Trump. Ella argumenta que existe un limbo legal en torno a si el empresario mutimillonario convertido en presidente puede construir un muro por decreto en reservas indígenas con el pretexto de reforzar la seguridad nacional.

Además, Pata afirma que, si el presidente sigue la línea de las órdenes ejecutivas, tal como lo ha hecho en sus primeros meses de mandato en la Casa Blanca, lo más probable es que la Justicia deba intervenir y demorar el muro, por lo que las esperanzas de poder negociar una salida que favorezca a los tohono o’odham no es del todo imposible.

La unidad es clave si este pueblo originario quiere plantar hacerle verdadero frente a la Casa Blanca y por eso no duda en reclamar a todos: “Necesitamos un frente común, que una al águila y al cóndor, que abarque a todos los pueblos originarios de América”, reclaman.

Por su parte, Velásquez ayuda a comprender aún más la cultura de estos pueblos y la diferencia que poseen con el actual pensamiento occidental. Al ser consultado por su identidad nacional, vacila en dar una respuesta definitiva, ya que sus hermanos son estadounidenses y él nació en México, pero al final de cuentas son todos tohono y eso es lo importante. Velásquez sabe que la unidad es clave si este pueblo originario quiere  hacerle verdadero frente a la Casa Blanca y por eso no duda en reclamar a todos: “Necesitamos un frente común, que una al águila y al cóndor, que abarque a todos los pueblos originarios de América”.

tohono 3

Por Gustavo Yuste
@gusyuste

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.