Investigadores desarrollan un método para “subir” información directamente al cerebro

Un sistema de estimulación cerebral transmite información al cerebro de una persona, con el fin de que adquiera nuevos conocimientos en poco tiempo. El método probó ser efectivo en un grupo de personas que aprendían a pilotear aviones.
Investtigadores aplicando los electrodos en la cabeza de un participante. Imagen vía PC Magazine

Ajustando los electrodos en la cabeza de un participante. Imagen vía PC Magazine


Un grupo de científicos afirma que pronto será posible transmitir información directamente al cerebro, y que el esfuerzo no sería mayor que el de conciliar el sueño.

Los investigadores de HRL Laboratories, en California, desarrollaron un simulador que puede transmitir información al cerebro de una persona, con el fin de que aprenda nuevos conocimientos en poco tiempo. Este podría ser el primer paso en la creación de programas avanzados que harían realidad el aprendizaje instantáneo, informa The Telegraph.

La tecnología sería una nueva forma de amplificar el aprendizaje, aunque no de una manera tan avanzada como se ve en la película Matrix, por ejemplo.

Sus autores estudiaron las señales eléctricas en el cerebro de un piloto entrenado y luego traspasaron los datos a los cerebros de personas sin estos conocimientos, mientras ellos aprendían a pilotear un avión en un simulador de vuelo.

Los resultados del estudio, publicado en Frontiers in Human Neuroscience, revelaron que los sujetos que recibieron la estimulación –por medio de gorras con electrodos– mejoraron sus habilidades de pilotaje y aprendieron las tareas un 33% mejor que el grupo placebo (a quienes se les aplicaron los electrodos, pero sin información).

“Nuestro sistema es uno de los primeros de su tipo. Es un sistema de estimulación cerebral”, explica el doctor Matthew Phillips, y agrega que “suena como ciencia ficción, pero hay una gran base científica que lo fundamenta”.

El objetivo principal que buscaban los investigadores era mejorar el proceso de aprender a pilotear un avión, lo que requiere de una combinación de habilidades cognitivas y motoras. “Cuando aprendes algo, tu cerebro cambia físicamente en un proceso llamado neuroplasticidad, en el que se crean y fortalecen conexiones”, señala Phillips.

Ciertas funciones en el cerebro, como el habla y la memoria, están localizadas en regiones bien específicas del cerebro. “Lo que hace nuestro sistema es, precisamente, dirigir esos cambios a regiones específicas del cerebro, a medida que la persona aprende”, explica el investigador.

Phillips cree que la estimulación cerebral podría llegar a implementarse en lecciones de conducción, preparación de exámenes y aprendizaje de lenguas.

“El método es bastante antiguo. Los egipcios usaban peces eléctricos para estimular y reducir el dolor. Incluso Ben Franklin aplicaba corriente en su cabeza, pero la investigación rigurosa y científica de este método comenzó a principios de los 2000 y nosotros hemos construido sobre esas investigaciones para dirigir y personalizar una estimulación cerebral de la manera más efectiva posible… Hemos encontrado que [el método] parece ser particularmente efectivo en el mejoramiento del aprendizaje”, concluye el doctor.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.