Mujer mapuche que parió engrillada

Amnistía alerta sobre traslado de Lorenza Cayuhán e hija a centro carcelario que vulneró sus derechos

Lorenza junto a su hija Sayén. Créditos: La Estrella

Lorenza junto a su hija Sayén. Créditos: La Estrella

Amnistía Internacional reiteró su preocupación por la situación de Lorenza Cayuhán, mujer mapuche privada de libertad que en octubre de 2016 dio a luz prematuramente a su hija Sayén engrillada a una cama, acompañada además por personal de Gendarmería.

La organización recuerda que la Corte Suprema en diciembre de 2016 determinó que “el Estado ha transgredido su obligación de proteger a la amparada de la violencia ejercida por funcionarios de Gendarmería, al permitir que aquella, que se encontraba en una especial condición de vulnerabilidad, dado su estado de embarazo y su privación de libertad, fuera sometida a tratos vejatorios e indignos, que debieron evitarse”.

Además, la Corte concluyó que el maltrato recibido también tiene un origen discriminatorio, debido a su pertenencia a una comunidad mapuche, constituyendo una “situación paradigmática de interseccionalidad en la discriminación”.

Amnistía releva que en la actualidad Sayén ha sido dada de alta y tanto ella como su madre serán trasladadas nuevamente al mismo penal donde fueron indebidamente tratadas durante el parto. Lorenza está solicitando su traslado a un penal diferente, que a su juicio tiene mejores condiciones para la crianza, como por ejemplo, más acceso al aire libre y la luz solar, y una menor distancia con su comunidad. En este sentido, está pendiente ante la Corte Suprema un recurso de protección.

Lorenza Cayuhan

Para Amnistía Internacional “resulta fundamental que se asegure que las condiciones de reclusión de Lorenza tengan en cuenta el daño físico y sicológico que le puede haber generado los malos tratos recibidos durante el parto, y el efecto que puede tener para ella y su hija regresar a ese mismo penal”.

Asimismo, agregan, “es imprescindible tener en cuenta que la pena que debe cumplir Lorenza no puede afectar indebidamente a Sayén, debiendo seguirse en todo momento el principio de interés superior del niño establecido en la Convención de Derechos del Niño”. En este sentido, suman que “debe asegurarse que no se separe a Lorenza y Sayén, permitiéndoles una crianza en línea con las costumbres propias de la comunidad mapuche”.

La organización agrega que “en el caso que sigan recluidas, es esencial que el lugar cuente con las condiciones necesarias para proteger la vida, la salud y el bienestar de ambas”.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.