Para la protección de los infantes

La evolución doctrinaria del proyecto que hará que los delitos sexuales contra menores no prescriban

Debido a que pueden pasar entre 20 a 30 años para que una víctima de abusos sexuales o violaciones en su infancia pueda sentirse en condiciones de realizar una denuncia, el Senado volvió a tener en su agenda una de las iniciativas más importantes en favor de la infancia: la que declara imprescriptibles estos delitos cuando se cometen contra menores de edad.
Foto: Buhola

Foto: Buhola

Unos 20 o 30 años pueden pasar antes que una persona que ha sido víctima de abusos sexuales o violaciones en la infancia pueda estar en condiciones de realizar una denuncia o recurrir a la justicia.

Bajo esta premisa la Comisión Especial encargada de tramitar los proyectos relativos a niños, niñas y adolescentes, está pronta a pronunciarse en general sobre una de las iniciativas más significativas de la agenda a favor de la infancia: la que declara imprescriptibles estos delitos cuando se cometen contra menores de edad.

Luego de desarchivar una moción en tal sentido, presentada en 2010 por los senadores Patricio Walker y Jaime Quintana, la instancia abrió un periodo de audiencias públicas donde se constató la evolución jurídica y doctrinaria respecto a las medidas de protección a la infancia y al respeto a los derechos fundamentales de los menores de edad.

Al respecto, el senador Walker valoró las exposiciones de los abogados y especialistas en temas de infancia pues “los argumentos fueron convincentes para establecer la no prescripción la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra menores el paso del tiempo no puede ser sinónimo de impunidad porque un niño que es abusado no sabe que es víctima de un delito que puede denunciar”.

El parlamentario aseveró que por las condiciones especiales en que ocurren este tipo de delitos, donde la víctima aún no tiene la madurez para comprender y que muchas veces ocurre en un contexto familiar, es preciso contar con una legislación que permita a ese niño o adolescente hacer la denuncia que toma muchos años.

En la misma línea, el senador Quintana se mostró conforme con los pasos dados por la Comisión en este sentido pues como sociedad “no podemos seguir denegando justicia y evitar que persista ese muro para la víctima”.

Agregó que “claramente, hoy día hay una percepción ciudadana de mayor conciencia de la necesidad de legislar en esta materia y, al mismo tiempo, hay toda una evolución doctrinaria”.

Y recordó que “las Naciones Unidas han tenido pronunciamiento vinculando este delito a la tortura; destacados magistrados han expresado su visión y las críticas o reparos de destacados penalistas ya se han atenuado porque hay un bien mayor a proteger que es: la posibilidad de perseguir este delito independiente del plazo porque quienes son víctimas les toma mucho tiempo poder denunciar”.

En tanto, el senador Manuel José Ossandón, coincidió en que este tema está muy presente y como país debemos ser fuertes para perseguirlos, evitar los abusos y también fortalecer las familias porque algo está pasando ahí. No puede ser que la mayor parte de los delitos de este tipo ocurren al interior de los hogares”.

A su vez, el senador Juan Pablo Letelier, se mostró partidario de legislar y señaló que le preocupa que la discusión se centre solo en los niños, porque los menores son todos los menores de 18 años -infantes y adolescentes-. “Muchos adolescentes sufren la pandemia del abuso sexual, es algo dramático en círculos familiares y nos estamos recién asomando a esa realidad en el país”.

Senado.cl
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.