Una alta variedad de historias desfilan por diversos medios de comunicación trasandinos. Esta última, recogida por Cooperativa, resulta realmente conmovedora. En un mal sentido.

Resulta que un empleado de la municipalidad de Berazategui, ubicada al sudeste de la capital Buenos Aires, fue descubierto en el departamento de rescate animal desarrollando practicas zoófilas con un equino enano, también conocidos como “pony”.

La escena, que parecía extraída de una película de cine de bajo presupuesto, quedó al descubierto gracias a los registros de las cámaras de seguridad que descubrieron otros trabajadores del municipio.

El sujeto fue suspendido del cago por el municipio de Berazategui, que abrió un sumario interno y lo denunció ante la Justicia, según informó Clarín. El sujeto fue detenido por la policía. Sin embargo, quedó libre a las pocas horas.

Los cargos que enfrenta, según el reporte, apuntan al ejercicio de crueldad animal. La zoofilia no está penada por ley en Argentina. De esa forma, no recibiría más que penas menores.

El animal abusado será examinado por veterinarios para determinar si sufrió algún tipo de lesión.

No more articles