* Junto con sumar el sector turismo a la conversación sobre música y ciudad, el desafío que se ha puesto la segunda edición de Fluvial ha sido diseñar y articular un conjunto de iniciativas que permitan a Valdivia consolidar su sello de ciudad musical.


Desde su primera edición en 2016, Fluvial -además de ser una vitrina internacional para artistas nacionales- ha tenido por objetivo instalar en Chile la conversación en torno al desarrollo de ciudades musicales, enfocando en Valdivia los incentivos para construir un caso de éxito en el país.

En su versión 2017, la conferencia y festival profundizará en el tema, pero esta vez ahondando en el impacto y beneficio que las ciudades musicales -al ser desarrolladas como tal- generan en el turismo y, por ende, en la economía local.

De acuerdo a lo planteado por Sound Diplomacy -organismo referente en el tema a nivel internacional y uno de los invitados principales a la conferencia- una ciudad musical que se reconoce como tal tiene la capacidad de integrar este capital a su infraestructura política, económica y social. Esto, ya sea en torno a eventos o a partir del patrimonio musical con el que ya cuente.

Valdivia ciudad musical

A los ojos de Fluvial, Valdivia tiene la capacidad de ser un caso icónico en Latinoamérica. Es por eso que, en su segunda edición, además de reactivar la conversación en sus conferencias, el evento apostará por proponer a la ciudad un modelo de interacción entre ésta y sus visitantes.

Bajo este modelo -articulado en una mesa liderada por Fluvial junto a actores del comercio local, la Universidad Austral de Chile, la Ilustre Municipalidad de Valdivia y Sernatur- será la ciudad la que se encargará de crear contenido para recibir a quienes lleguen a Valdivia para el evento, en un ejercicio de comenzar a reconocer al visitante musical. Esto no solo permitirá personalizar las experiencias, sino que cumplir una meta fundamental en cualquier ciudad que va por este camino: la creación de indicadores específicos para el turismo musical.

Parte de este trabajo será desarrollado con los diferentes actores de la ciudad estimulando al visitante de Fluvial, a partir de sus gustos e intereses. Una interacción a la que se dará seguimiento, buscando construir -además de la tradicionales cifras de turismo- indicadores cualitativos que permitan evaluar la experiencia actual y detectar oportunidades a futuro, con miras a que algún día estas iniciativas sean parte de la infraestructura de una futura Valdivia ciudad musical.

Oliver Knust, Director de Fluvial, explica cómo -desde su segunda edición- el evento buscará dejar en Valdivia más que conversación. “Este foco en turismo se trata de aportar algo concreto y creemos que lo más potente hoy es ser los articuladores del primer ejercicio de Valdivia como ciudad musical. Esto, a través del diseño de un sistema que pueda activar una inquietud en los sectores público y privado, para avanzar en el desarrollo de una estructura política y social que lleva a hacer de la música parte fundamental de la ciudad”.

Leonor Adán, Directora de Vinculación con el Medio de la Universidad Austral de Chile, institución coorganizadora del evento, precisa que “Valdivia es un ciudad histórica reconocida por su importante patrimonio cultural y natural, a lo que -con el tiempo- se han ido sumando el desarrollo de otras industrias como la cervecera, gastronómica y, en los últimos años, creativas. En ese sentido, la conexión que esperamos generar en este trabajo con Fluvial es precisamente potenciar el vínculo entre de las industrias creativas y el turismo. El trabajo de articulación público privada no solo permite que diferentes actores estén más al tanto del festival, sino que ese vínculo que estamos tejiendo genere a futuro una relación virtuosa que nos permita a todos vivir mejores experiencias culturales, musicales y turísticas”.

Más información en www.fluvial.cl

No more articles