A los 78 años de edad, falleció este lunes el cantautor Daniel Viglietti, uno de los mayores exponentes del canto popular, de protesta y de izquierda que tuvo Uruguay y América Latina. “Estaba trabajando en la computadora al mediodía y se sintió mal. Sufrió un infarto y murió por aneurismo de aorta. Cuando lo llevaron al médico no había nada que hacer”, dijo a ECOS Mauricio Ubal, músico y coordinador del sello Ayuí/Tacuabé. donde Viglietti publicó sus últimos trabajos.

“Es tremendo. Todavía no lo podemos creer”, agregó Ubal, quien se excusó de seguir hablando de su colega y amigo.

Hijo de la pianista Lydia Indart y del guitarrista e investigador musical Cédar Viglietti, nieto del también guitarrista Jacinto Viglietti, su destino musical estuvo trazado desde la cuna. Tuvo formación clásica y de concertista, con maestros como Abel Carlevaro. Pero los vientos que comenzaron a soplar en los años ’60 lo llevaron hasta el canto popular y de protesta.

Escribió en el semanario Marcha, creó el Núcleo de Educación Musical (Nemus) y fue el responsable de discos claves de la música nacional como “Canciones para el hombre nuevo” (1968), que contenía la que quizá fuera su canción más reconocida, interpretada y reinterpretada: “A desalambrar”.

Preso en 1972, debió irse al exilio al año siguiente, ya instalada la dictadura en Uruguay. Como Alfredo Zitarrosa y Los Olimareños, desde el exterior apoyó a la resistencia al regimen cívico-militar de facto. Y como los anteriores, regresó en 1985.

Su prolífica obra incluye colaboraciones con el poeta Mario Benedetti e incursiones como conductor radial (“Tímpano”, en El Espectador) y televisivo (“Párpado”, por TV Ciudad).

Estuvo en Chile para los 100 años de Violeta Parra

A principios del mes de octubre, Daniel Viglietti llegó a Chile para realizar una presentación en Valparaíso, donde además participó, junto a la Alcaldía Ciudadana, en la conmemoración de los 100 del natalicio de Violeta Parra.

Así, como parte de su visita a la ciudad-puerto, donde se presentó en el Teatro Municipal, el cantautor uruguayo visitó tres colegios municipales, compartiendo con profesores, alumnos y apoderados, y cantando incluso algunos temas propios y de otros cantautores latinoamericanos, como Atahualpa Yupanqui y la misma Violeta.

Gracias a la gestión de la Dirección de Cultura de la Alcaldía Ciudadana, Viglietti estuvo en la escuela Uruguay, y en los liceos Pedro Montt y Marítimo de Playa Ancha. Consultado por su impresión sobre este periplo, el artista oriental dijo que fue una “excelente experiencia”.

“Me emocionó mucho en la escuela Uruguay, por el tipo de comunicación que se produjo, fue todo muy lindo, muy espontáneo, con participación de los niños, cantando y coreando, improvisando. También me emocionó particularmente estar en Playa Ancha, porque de allá era Payo Grondona, mi gran amigo chileno”, dijo en esa ocasión Daniel Viglietti.

En la imagen, el director de la escuela Uruguay de Valparaíso, Juan Cerda, junto a su equipo directivo y docente, entregan un reconocimiento al fallecido cantautor oriental tras su presentación en el establecimiento.

No more articles