Este 9 de noviembre se dio por inaugurado el 9° Congreso de la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos, en el salón plenario de la Central Unitaria de Trabajadores, con presencia de dirigentes provenientes de distintas zonas del país.

El Congreso, que se llevará a cabo en Mantagua, tiene por objetivo revisar y proyectar las tareas para el período que viene y las estrategias para fortalecer la organización de los trabajadores, con miras a tiempos de seguir impulsando las transformaciones necesarias en favor de los derechos laborales.

En su informe al Congreso, el presidente de Constramet, Horacio Fuentes, señaló que es necesario llevar a cabo una transformación del modelo de desarrollo, ya que “nunca debemos olvidar que el actual modelo ha significado que de los casi ocho millones trescientos mil personas que nos encontramos en la fuerza de trabajo en estos momentos, solamente 5.675.990 seamos asalariados”.

“Es fundamental, y como se dijo en la octava conferencia, lograr hacer una nueva estructura que nos permita negociar por rama de la producción, servicio, por holding o territorialmente y sectoriales”, señaló Fuentes, quién agregó que “se hace necesario seguir avanzando con más fuerza en reformas laborales, que reflejen las necesidades reales de los trabajadores y de los sindicatos para que pueda existir un equilibrio entre las relaciones laborales entre trabajador y empresa”.

En su saludo al Congreso, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, sostuvo que “nuestro rol no es solo exigir, sino que también poner sobre la mesa temas y propuestas. A eso nos ayuda la articulación entre organizaciones, para hacer del sindicalismo trascender. Estamos viviendo tiempos difíciles en nuestro país y que tiene relación con los desafíos de la legitimidad. Tenemos sospechas de todo, lo que es un elemento no menor para entender los tiempos. Por eso es importante que nos engañemos entre nosotros, por lo que el debate debe ser con franqueza y honestidad”, expresó la dirigente.

No more articles