El sacerdote jesuita Felipe Berríos se refirió al hostil trato del que fue víctima la presidenta Michelle Bachelet en el Te Deum evangélico. En la instancia, la mandataria fue tratada de “asesina” y “vergüenza nacional”, además, los oradores realizaron duras críticas a los proyectos de aborto en tres causales, matrimonio igualitario e identidad de género.

“Me dolió lo de ayer, porque yo creo que fue una falta de respeto a la Presidenta y a la institucionalidad (…) Tú no invitas a alguien a tu casa para insultarlo”, expresó el cura Berríos en conversación con ADN radio.

El sacerdote jesuita manifestó su rechazo al tono de los discursos. “A algunos se les pasó la mano”, dijo y agregó que “uno ve en esta especie de insultos un cierto fanatismo religioso”.

Al respecto, Felipe Berríos profundizó y sostuvo que “los fanatismos laicos o religiosos son súper peligrosos y destruyen a los países y personas”. A esto añadió que “tenemos que luchar por un Estado laico que combata los fanatismos”.

“Ellos (los evangélicos) tienen todo el derecho de pensar y sentir, en base a sus conceptos religiosos, que no están de acuerdo con las leyes del despenalización del aborto o contra la homosexualidad. Pero una cosa es que tú no estés de acuerdo y otra cosa es insultar y tratar de asesino a los que piensan distinto. Ahí traspasan un límite que no hay que aceptar”, remató.

No more articles