El Ciudadano lanza el primer concurso de belleza en donde los atributos físicos no serán evaluados. Se trata del concurso “La Verdadera Miss”, el primero en el cual las candidatas no podrán ser vistas por los votantes, sino que solo se evaluará su capacidad emocional o intelectual.

“La Verdadera Miss” nace desde la contradicción social en la que vivimos. Esa que toma con superficialidad el rol y la mirada de la mujer y que se aleja cada vez más del propósito que estamos mencionando.

El accionar de este concurso de belleza viene a plantear un problema real y lo hace en paralelo a uno de los íconos más responsables de la objetivación y la banalización femenina: el Miss Universo.

La existencia de ese tipo de programas provoca que la sociedad continúe denigrando y estereotipando a la mujer y a su propio cuerpo. La erradicación de este paradigma es un trabajo de todos y todas nosotras y la invitación a participar comienza desde el 26 de noviembre. Ese día las voces de 5 candidatas destronarán los cánones superficiales de belleza en un concurso en donde el cuerpo no tiene importancia.

El mundo debe dejar de visualizar a la mujer como un objeto y seremos nosotros como medio de comunicación quienes alzaremos una bandera de lucha más junto a todas las que con esfuerzo se logran levantar. El cambio debe ser real y así también las acciones. “La Verdadera Miss, para nosotros, funcionará como un termómetro social de un cambio en el nuevo concepto de belleza que intentamos imponer: aquella que no se ve”.

No more articles