La Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras NO+AFP llegó este miércoles a La Moneda para entregar una carta a la presidenta Michelle Bachelet. En ella puntualizaron los motivos por los cuales la propuesta del Ejecutivo para mejorar las pensiones no se hace cargo de las falencias del sistema apuntadas por el movimiento y que han movilizado -al menos- a cientos de miles por todo Chile.

El movimiento critica que se mantiene la capitalización individual, entregada a los vaivenes del mercado, que no se mejoran las pensiones por esta vía y que se “demonizan” los sistemas de reparto que funcionan en el resto de los países de la OCDE.

La autodenominada “marea amarilla” por el color de sus poleras y globos, se hizo visible en la Plaza de la Constitución el día miércoles para entregar una crítica carta a Bachelet por el anuncio de cómo el ministro de Hacienda abordaría el proyecto de reforma del sistema de pensiones.

Cabe recordar que la iniciativa de reformar el sistema de pensiones también formó parte del programa de Gobierno de Michelle Bachelet, en el cual si bien no hubo consenso sobre los términos específicos de una reforma, proponía la conformación de un “consejo asesor”. Ésta instancia -llamada  informalmente como “Comisión Bravo” por el nombre de su presidente, David Bravo- se conformó con participación de técnicos y representantes de las AFP. Llegó a una sistematización de tres propuestas, de las cuales ninguna se ha transformado en proyecto de ley. Fue mientras esta comisión sesionaba que NO+AFP tomó fuerza en las calles, entre 2014 y 2016. No hay consenso aún sobre cuál debiera ser la orientación de una reforma.

La carta de NO+AFP señala que las razones para el rechazo al proyecto de ley sobre pensiones presentado por Hacienda para iniciar trámite legislativo en julio, se resumen en que “las medidas propuestas no mejorarán las bajas pensiones que reciben hoy los trabajadores en este país”.

Especificaron en la misiva que “la propuesta gubernamental persiste en mantener la filosofía de la capitalización individual y del ahorro forzoso de los trabajadores al servicio del capital privado”. Agregan que, si bien entienden como una “conquista” del movimiento que el 5% adicional de ahorro previsional -sea con cargo al empleador y administrado por el Estado- “no resuelve el problema de las bajas pensiones hoy”.

Señalan que la lógica de capitalización individual “es contraria los principios de la Seguridad Social”, porque “deja sometidas las pensiones a los vaivenes del mercado y de las bolsas”.

Por último, expresaron su rechazo a lo que apuntan como una “demonización” de los Sistemas de Reparto, “pese a que son los que rigen en la mayoría de los países, incluidos los de la OCDE, y lejos, los que otorgan mejores pensiones”.

Por último, se refieren a la propuesta levantada por el propio movimiento, en la que plantean que “la solidaridad y el reparto es la base”, que “mejora de inmediato las bajas pensiones sin alterar la economía y el equilibrio presupuestario de la nación” y que está “financiada hasta fin de siglo”.

Junto con ello, NO+AFP se refirió especialmente a las declaraciones del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Apuntaron que el personero “declara que no es necesario eliminarlas (las AFP) porque están ‘funcionando’ y que es prematuro ‘regular sus ganancias'”. Esto, precisamente en un momento en el que “se dan a conocer, una vez más, las tremendas utilidades que éstas obtienen”, añadieron. Por último, agregan que “al no tocar a las AFP, es claro que el Gobierno se pone del lado de éstas y de los grandes grupos económicos que seguirán disponiendo de nuestro ahorro para el financiamiento de sus negocios y no al pago de pensiones dignas”.

No more articles