Se trata del comerciante Héctor Hernández

Popular vendedor de sopaipillas inicia huelga de hambre: Municipio le ha quitado 3 carros en dos meses

Reconocido trabajador de la calle Portugal en Santiago se quedó nuevamente sin su fuente de ingresos y sustento de su familia este martes. "El nuevo alcalde me cortó los brazos, no quiere nada con uno", señala el también vendedor de mote con huesillos.

Como ocurre de lunes a viernes, Héctor Hernández logró la tarde de este martes convocar a una gran cantidad de transeúntes a su alrededor. Sin embargo, el motivo estaba muy lejos de ser aquella parada obligada de quienes diariamente pasan por la esquina de Portugal con Marcoleta en el centro de Santiago: sus apetecidas sopaipillas y empanadas en invierno y sus demandados motes con huesillo en verano.

Hernández, de 56 años, decidió iniciar esta jornada una huelga de hambre. ¿La razón?: Tal como lo denuncia en un cartel colgado a su espalda, acusa que la Municipalidad de Santiago le ha quitado tres de sus carros de venta en menos de dos meses.

La primera vez, relata, junto con requisar su herramienta de trabajo, también le pasaron un parte de alrededor de $100 mil. Como no le devolvieron el carro, cuenta que mandó a hacer uno de madera. Le costó $230 mil. Dice que alcanzó a tenerlo solo tres semanas. Se lo quitaron los inspectores municipales nuevamente. Ante eso, dice que volvió a pedir que le construyeran otro. Debió pagar $150 mil. Se consiguió el dinero. La mañana de este martes alcanzó a estar una hora y media trabajando y de nuevo el municipio se lo llevó.

“El nuevo alcalde, la nueva jefatura, no quiere carros de comida en la vía pública”, señala Héctor Hernández cuando le consultamos por las razones que le dieron para dejarlo sin sus carros. Una práctica que el jefe comunal Felipe Alessandri ya había anunciado que llevaría a cabo en caso de ser electo, con todo el comercio callejero que no estuviera en regla.

Lo paradójico, dice el vendedor de sopaipillas, es que alrededor de 5 años atrás, en la propia revista de la Municipalidad de Santiago, él salió destacado por tener el mejor carro de sopaipillas y mote con huesillos de la capital. “Las hago yo mismo, me gusta trabajar bien, justamente para que no me molesten”, apunta Hernández sobre su labor, y agrega: “Pero el nuevo alcalde me cortó los brazos, no quiere nada con uno”.

Héctor aparece en el video de la canción “Nuestro momento” de la banda Portugal

El carro de Héctor es el sustento de toda su familia. En esa tarea trabaja con sus dos hijos.

Hoy fue a la municipalidad. “Me mandaron a una oficina, después me dijeron vaya a esa otra, y no me dieron ni una solución, solo me dijeron que está prohibido el alimento en la vía pública, que si me volvía a poner me volverían a quitar el carro”, relata.

Mientras el popular comerciante relataba esto, la gente se seguía acumulando a su alrededor. Trabajadores y principalmente estudiantes de las facultades de las universidades de Chile y Católica comenzaron a reunirse y hacer fila nuevamente en torno a Héctor. Esta vez, para solidarizar con él y comenzar a juntar firmas para que su herramienta de trabajo le sea devuelta. “Estudiantes, médicos, todos me compran porque saben que yo hago bien las cosas. Y amo mi trabajo”, concluye.

Daniel Labbé Yáñez
Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.