“Escalonada, indefinida y progresiva”. Así definen los 300 profesionales y peritos del Servicio Médico Legal (SML) el paro que mantienen desde el lunes 11 de septiembre, en búsqueda de mejores condiciones laborales y de la reducción de “la brecha salarial que tenemos con respecto a nuestros pares, tanto de Salud como del sector Justicia, que son el Ministerio Público y la Defensoría”, según indicó Alejandro Sandoval, presidente de la Asociación Nacional de Profesionales del SML, en conversación con El Ciudadano.

El objetivo de la movilización es una mejora salarial por medio de la entrega de asignaciones, puesto que -señala el dirigente- “un profesional del SML recibe en desmedro un 40 o hasta un 50% de lo que corresponde en relación a estas reparticiones (Salud y Justicia)”.

De acuerdo a lo que explica, el origen de este desequilibrio se produce porque la mayoría de los profesionales del Servicio -como médicos, psiquiatras, odontólogos, químicos farmacéuticos y bioquímicos- está regido por la ley 15.076. Entre otras cosas, esto significa que su escala salarial no se divide por grados, sino por trienios, que en el caso del SML tienen asignados un sueldo base de $212.094, según la información contenida en el portal de transparencia del organismo.

“Nuestro sueldo base es mucho menor que los que trabajan en Salud, por lo tanto, muchas veces en los aumentos ganamos la mitad de lo que gana el sector Salud, y se da la fuga de los profesionales del SML al sector Salud, siendo que tenemos el mismo empleador (el Estado)”, explica Alejandro Sandoval.

Por el momento, mantienen interrumpidas las funciones correspondientes a la recepción de muestras de alcoholemia de los servicios de salud y ha disminuido el número de atenciones clínicas. Por otro lado, el dirigente informó que se mantienen las autopsias.

Sin embargo, los profesionales del SML están en alerta, por lo que se pueden ir sumando unidades a la movilización “a medida que pasen los días”. “Tenemos turnos éticos, pero si no se cumplen las demandas, más adelante estaremos examinando si los bajamos”, advierte.

Por lo mismo, llamaron a los usuarios “a no asistir al SML, a menos que sea estrictamente necesario, porque la atención se va a ver disminuida o enlentecida, por lo tanto, van a tener tiempos mayores de espera”.

Materias pendientes con Justicia

El actual paro es la tercera movilización del año por el tema. Anteriormente, los profesionales y peritos pararon sus funciones por 48 horas el 18 y 19 de mayo, y luego durante el 5 y 6 de junio.

“Tuvimos una movilización en mayo, después en junio, por el mismo tema. El acuerdo que firmamos la última vez decía que en julio nos íbamos a sentar a trabajar con el Ministerio de Justicia. Estamos en septiembre y recién la primera reunión la tuvimos ayer (lunes), de carácter formal, pero no hay ningún avance ni ninguna propuesta desde el Ministerio”, denuncia Alejandro Sandoval.

A pesar del retraso con la cartera, el dirigente acota que han logrado acuerdos parciales con la dirección del SML, “que tienen que ver con riesgos laborales, asignaciones médico legales, asignaciones de responsabilidad y otros beneficios que se han visto plasmados en este documento que hemos trabajado en conjunto”.

Además, el presidente de la ANFPSML acusa que la secretaría de Estado ha incumplido los plazos pactados previamente con la asociación de profesionales. “A julio íbamos a tener el documento listo, para que fuera a Hacienda y le diera el visto bueno y pudiéramos entrar al Parlamento”, relata.

Sandoval subraya que el proyecto pendiente “no es el mismo que mandamos en 2015, sino que es un proyecto que ha sido modificado de acuerdo a las necesidades del servicio”. “Hemos bajado nuestras exigencias hasta un 40% de lo que pedíamos en un comienzo”, concluye.

No more articles