Luego de 125 días de protesta, el ex trabajador de Codelco Richard Bobadilla depuso la huelga de hambre que comenzó el pasado 27 de abril. Primero acampó afuera de la sede de la Federación de Trabajadores del Cobre (sector de Parque Bustamante), luego se trasladó al frontis del Ministerio del Trabajo y tras su desalojo ocurrido el 3 de agosto, fue llevado contra su voluntad al Hospital del Salvador, lugar en el que permanece actualmente.

En un mensaje enviado a El Ciudadano, el trabajador expresa que ha decidido enfrentar un “momento de recuperación, en consideración y respeto eterno a mi amada esposa y familia”. Además, el ex operario de camiones de la mina Radomiro Tomic manifestó que “la consigna está intacta, que esto solo representa un cambio de estrategia a la espera y atentos, del pronunciamiento definitivo de  Codelco”.

En diálogo con este medio, Adolfo Fernández, quien integra uno de los grupos que respalda a Bobadilla, afirmó que el trabajador “recibió vitaminas y sales hidratantes en el hospital” y advirtió que “el proceso de vuelta es tan largo como el de ida”.

Adolfo Fernández

Asimismo, comentó que “su estado de salud es delicado” y que “le sacaron las sondas y está comiendo por boca, más que nada, para que el tracto digestivo tenga trabajo”.

“Uno de los grandes errores del hospital fue colocarle suero vía intravenosa, porque él, hasta ese momento, cuando nos sacaron a patadas del Ministerio (del Trabajo), estaba bien. Cuando le colocaron estas sondas, eso mismo le provocó un cuadro infeccioso y de ahí derivó a una fiebre y un montón de complicaciones que lo tienen peor que como estaba”, detalló Fernández. 

Sin embargo, según explica Adolfo Fernández, la huelga se tuvo que deponer “porque Richard está entrando en una etapa psicológicamente crítica”. En este sentido, relata que “es impactante ver cuando vienen de visita a verlo los que son cercanos a él. Se les nota en el rostro y me hacen declaraciones de que lo ven y escuchan mal. Ya no es Richard”.

“Todos los exámenes que se había hecho anteriormente arrojaron que todos sus órganos internos estaban funcionando normalmente, pero ahora con el tema psicológico es mejor no arriesgar”, asegura.

Por otro lado, se han retomado las conversaciones con Codelco, minera estatal que separó de sus funciones a Richard en el año 2012, a pesar de que éste padecía una enfermedad laboral, según ratificó la Superintendencia de Seguridad Social en 2014. De hecho, la huelga tuvo como norte su reincorporación a la empresa del Estado.

“Entramos con diálogo, nada serio todavía, pero por lo menos nos abrieron las puertas en gerencia de Codelco”, precisa Fernández, quien reafirma la continuidad de la lucha a la espera del pronunciamiento de la cuprífera.

“Chile no necesita más mártires, no nos sirven los mártires. Es más práctico tener a Richard vivo y batallando consciente”, subraya.

También te puede interesar

Extensa huelga de hambre de trabajador de Codelco llega hasta la OIT

100 días en huelga de hambre: Desalojan a trabajador de Codelco y lo internan contra su voluntad

Trabajador de Codelco en huelga de hambre se encuentra en tratamiento luego de contraer infección intrahospitalaria

No more articles