El vocalista de Villa Cariño, Max Vivar, se refirió a la incorporación de temáticas sociales y políticas en las letras de la banda cumbianchera. A Emol contó que “como músicos, nos sentimos responsables por tocar frente a grandes audiencias. No queremos ser un grupo que haga solamente música para bailar”.

Además, salió al paso de los cuestionamientos que ha recibido tras hacerse pública la relación que mantiene con la hija de Michelle Bachelet, Sofía Henríquez.

“Yo vivo mi vida tranquilo. Mi militancia política la tengo siempre clara; sigo siendo Frenteamplista, soy militante del Movimiento Autonomista, y sigo encontrando que la música es una herramienta de lucha. Eso no cambia, no cambió y no cambiará”.

Cuando se conoció el romance, uno de los más críticos fue el rapero Portavoz, quien escribió en su cuenta de Facebook: “”Zorrones kls, posan de rebeldes y son las bandas de la juventud de gobierno. Puaj!”.

No more articles