La científica española Elena García Armada es la pionera mundial en el diseño y construcción de exoesqueletos pediátricos, a pesar de las dificultades financieras para desarrollar este tipo de proyectos.

“No hay exoesqueletos pediátricos en el mundo. Y eso no es porque resulte más difícil hacerlos pequeños. Es porque es difícil controlar el movimiento de un exoesqueleto para que se adapte a una sintomatología tan compleja como la que supone una enfermedad de tipo neurológico degenerativo”, señaló la investigadora, según recoge El País.

Actualmente, 17 millones de niños a nivel mundial padecen enfermedades, parálisis o lesiones que les impiden caminar. A pesar de la contundente cifra, desarrollar soluciones para este grupo humano resulta difícil por los obstáculos financieros, regulatorios y legales.

Sin embargo, García Armada expresa una dura crítica a esas limitantes.

“Yo me indigno porque si me pongo en el lugar de esas familias, me corre un escalofrío al pensar que hace años podríamos haber empezado a darles una solución a niños que se están muriendo. ¿Por qué siempre tenemos que pensar en el aspecto económico, en el retorno, en el beneficio? Estamos hablando de salud pública, de nuestros niños y de una tecnología española. Siempre compramos la tecnología a otros países y cuando la tenemos aquí, no la apoyamos”, sostuvo.

No more articles