Descubren agujero negro masivo cerca del corazón de la Vía Láctea, usando el observatorio ALMA

-Si el hallazgo se confirma, el gigante invisible será el segundo agujero negro más grande jamás visto en la Vía Láctea, después del agujero negro supermasivo Sagittarius A*, que está en pleno corazón de la galaxia.
-"Esta es la primera detección de un candidato a agujero negro de masa intermedia en la galaxia Vía Láctea", dijo el científico japonés Tomoharu Oka, cuyo trabajo fue publicado en la revista Nature Astronomy.

4 September 19:09
#Chile, #Ciencia y Tecnologí­a, #Mundo

Si se confirma, el agujero negro se clasificará como el segundo agujero negro más grande jamás visto en la Vía Láctea, después del agujero negro supermasivo Sagitario A*. Fotografía: HO / AFP / Getty Images

Científicos japoneses hallaron un agujero negro cien mil veces más masivo que el Sol, escondido en una nube de gas tóxico que flota cerca del centro de la Vía Láctea.

El descubrimiento se logró gracias a la tecnología del observatorio ALMA, en Chile, y si se confirma, el gigante invisible será el segundo agujero negro más grande jamás visto en la Vía Láctea, después del agujero negro supermasivo Sagittarius A*, que está en pleno corazón de la galaxia, informa The Guardian.

Los astrónomos encontraron evidencia del nuevo objeto cuando dirigieron uno de los más poderosos telescopios del Atacama Large Milimeter Array (ALMA) hacia la nube de gas, con la esperanza de entender sus extraños movimientos. A diferencia de otras que formas parte de otras nubes interestelares, los gases de esta nube, que incluyen ácido cianhídrico y monóxido de carbono, se mueven a velocidades muy diferentes.

Las observaciones desde ALMA muestran que las moléculas de la nube elíptica, que tiene 200 años luz desde el centro de la galaxia y 150 billones de kilómetros de ancho, estaban siendo arrastradas alrededor por inmensas fuerzas gravitatorias. De acuerdo a los modelos computacionales, la causa más probable era un agujero negro de no más de 1,4 billones de kilómetros.

La sospecha de que hay un agujero negro en el medio de la nube de gas recibió un nuevo impulso cuando se logró captar ondas de radio que indicaban su existencia. Estas señales provenían del centro de la nube, de acuerdo a Tomoharu Oka, astrónomo de la Universidad Keio, en Tokyo. “Esta es la primera detección de un candidato a agujero negro de masa intermedia en la galaxia Vía Láctea”, dijo Oka, cuyo trabajo fue publicado en la revista Nature Astronomy.

Los llamados agujeros negros de masa intermedia llenan un vacío en el conocimiento de los objetos más masivos del universo. Los agujeros negros más pequeños se forman cuando cierto tipo de estrellas explotan al final de sus vidas.

Pero los astrónomos también saben que los agujeros negros mucho más grandes y supermasivos se encuentran en el corazón de grandes galaxias, incluyendo la Vía Láctea. Lo que aún no se sabe es cómo se forman estos agujeros negros supermasivos.

Una teoría es que los más pequeños se unen constantemente a los más grandes, los que a su vez se vuelven a unir para formar agujeros negros supermasivos en los corazones de las galaxias, pero hasta ahora no se ha encontrado evidencia definitiva de agujeros negros de masa intermedia. Ahora, la detección de un potencial agujero negro que pesa tanto como 100.000 soles, es precisamente el paso medio en el proceso de comprobación que han perseguido los astrónomos.

Oka dice que el nuevo agujero negro podría ser el centro de una vieja galaxia enana que fue canibalizada durante la formación de la Vía Láctea, hace miles de millones de años.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.