Científicos han eliminado por primera vez un tipo de virus peligroso que se encuentra en los cerdos vivos. Esto podría hacer que el potencial trasplante de órganos a los seres humanos sea seguro. El virus fue inactivado gracias a la técnica de edición de genes CRISPR.

El genoma del cerdo contiene retrovirus endógenos (ERV) que se pueden transmitir a los seres humanos durante un trasplante. Este ha sido el principal obstáculo en el uso de estos animales para cultivar órganos que sirvan a los humanos (no la ética). Las células de cerdo ya habían sido liberadas de ERV en el laboratorio, pero esta es la primera vez que se ha demostrado en animales vivos. Los resultados se publicaron en la revista Science.

Hasta la fecha han nacido 37 lechones genéticamente modificados, 15 de los cuales siguen vivos. El más viejo ahora tiene cuatro meses. Por desgracia, es demasiado pronto para decir si los lechones CRISPR tienen una mayor tasa de mortalidad, ya que los lechones a menudo mueren muy jóvenes debido a infecciones.

La posibilidad de usar órganos de animales para trasplante en humanos, podría cambiar drásticamente el panorama de la salud e impactar en las vidas de las personas. En este momento hay cientos de miles muriendo cada día a la espera de trasplantes que no llegan de parte de otros seres humanos. Si más personas se animaran a donar, posiblemente este tipo de procedimientos no estaría en los planes de la ciencia médica.

Se ha pensado que los cerdos son excelentes candidatos para estos procedimientos, debido a los tamaños similares que hay entre sus órganos y los nuestros. El xenotrasplante (trasplante de una especie a otra) es arriesgado debido a los virus. Algunos podrían ser tratados con medicamentos o vacunas, pero algunos, como los ERV, están incrustados directamente en el ADN de los cerdos, por lo tanto no hay forma de evitarlo, excepto con la edición de genes.

El equipo descubrió 25 lugares en el genoma de las células de fibroblastos del cerdo, lo que condujo a la activación de los ERV. Para desactivar estos lugares, usaron CRISPR, una revolucionaria técnica de edición de genes que permite a los investigadores cortar trozos de ADN con gran precisión. Este enfoque llevó a tener células libres de ERV en un 90%, y mediante la adición de sustancias relacionadas con la reparación del ADN, alcanzaron un increíble 100%.

“Esta es la primera publicación en informar sobre la producción de cerdos sin ERV”, dijo el Dr. Luhan Yang, co-fundador y director científico de eGenesis, quien trabajó con los lechones, en un comunicado. “Esta investigación representa un avance importante en el tratamiento de las preocupaciones de seguridad sobre la transmisión viral de especies cruzadas. Nuestro equipo seguirá diseñando la cepa de cerdo libre de PERV para proporcionar un xenotrasplante seguro y efectivo”.

El equipo ahora está mirando para alterar más lejos los genomas del cerdo para garantizar que los órganos potenciales del trasplante son absolutamente seguros y eficaces para el trasplante humano.

Vía IFLScience

El Ciudadano

No more articles