El asteroide Florence mide 4,3 kilómetros y tiene dos lunas. Imagen: NASA

El mayor asteroide jamás registrado ha pasado la Tierra a una distancia de 233 millones de kilómetros, dando a los científicos la oportunidad de aprender más sobre sus características físicas.

El cuerpo, de unos 4,3 kilómetros de ancho y llamado Florence, no se volverá a acercar al planeta hasta cerca del año 2500.

Está clasificado como un asteroide “potencialmente peligroso” por el Minor Planet Center de la Unión Astronómica Internacional (UAI), aunque los cálculos orbitales han encontrado que no hay riesgo de que colisione con la Tierra.

“Aunque muchos asteroides conocidos han pasado más cerca de la Tierra que Florence, se estima que todos ellos son más pequeños”, dijo en un comunicado Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos de la NASA.

“Florence es el mayor asteroide que ha pasado tan cerca por nuestro planeta, desde que comenzó el programa de la NASA para detectar y rastrear los asteroides cercanos a la Tierra”, agrega Chodas.

La proximidad de Florence ha ofrecido a los astrónomos una oportunidad única para tomar medidas. Hasta ahora es poco lo que se sabe de las propiedades de Florence, pero los científicos que trabajan con radar capturarán imágenes de alta resolución que podrían mostrar sus características superficiales.

Durante principios de septiembre, el asteroide está tan cerca de la Tierra que incluso con pequeños telescopios se puede ver cuando pasa a través de las constelaciones de Piscis Austrinus, Capricornus, Acuario y Delphinus.

Hasta el 8 de septiembre, los astrónomos utilizarán el Radar del Sistema Solar Goldstone, en California, y el Observatorio Arecibo de la Fundación Nacional de Ciencias en Puerto Rico, para revelar más sobre él.

Las imágenes de radar descubrieron que Florence tiene dos lunas pequeñas y se estima que ellas tienen alrededor de 100 a 300 metros de diámetro.

El asteroide tiene una forma bastante esférica, una cresta a lo largo de su ecuador y al menos un gran cráter. Las imágenes del radar confirmaron que el asteroide gira una vez cada 2,4 horas.

“Si girase más rápido se desintegraría”, dijo Chodas, citado en The Independent. “Lo que a menudo sucede es que los asteroides que están girando se reorganizan rápidamente en forma de cima, con una especie de protuberancia en el ecuador”, explicó.

La investigación también confirmó que el asteroide es sólo el tercer asteroide triple conocido (con dos lunas en órbita) entre más de 16.400 ejemplos cercanos a la Tierra que se han descubierto hasta ahora. Los científicos esperan utilizar los datos recogidos para calcular su densidad y masa total.

Florence fue descubierto en 1981 por el astrónomo Schelte John “Bobby” Bus, en el Siding Spring Observatory de Australia, y fue bautizado en honor a Florence Nightingale, la enfermera, escritora, y estadística británica, considerada precursora de la enfermería moderna.

El Ciudadano

No more articles