Una dieta radical baja en calorías puede revertir la diabetes tipo 2 incluso a seis años del desarrollo de la enfermedad, según un nuevo estudio.

El número de casos de diabetes tipo 2 está aumentando y se relaciona con la epidemia de obesidad. La grasa acumulada en el abdomen impide el correcto funcionamiento del páncreas, lo que puede provocar complicaciones graves y potencialmente mortales.

Un nuevo estudio de las Universidades de Newcastle y Glasgow, Reino Unido, muestra que la enfermedad puede revertirse al perder peso, por lo que los pacientes ya no tienen que tomar medicamentos y están libres de los síntomas y riesgos, informa The Guardian. En el ensayo, nueve de cada 10 personas que perdieron 15 kg o más, dejaron a su diabetes en remisión.

El profesor Roy Taylor de la Universidad de Newcastle, investigador principal del estudio, dijo que “estos hallazgos son muy emocionantes. Podrían revolucionar la forma en que se trata la diabetes tipo 2”.

“La pérdida sustancial de peso da como resultado una reducción de la grasa dentro del hígado y el páncreas, permitiendo que estos órganos vuelvan a funcionar normalmente. Lo que estamos viendo (…) es que perder peso no solo está relacionado con un mejor manejo de la diabetes tipo 2, sino que una pérdida de peso significativa en realidad podría dar como resultado una remisión duradera”, explicó Taylor.

La cantidad de personas con diabetes tipo 2 se ha cuadruplicado en 35 años en todo el mundo, pasando de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014 y se espera que la condición aumente a 642 millones en 2040.

La diabetes tipo 2 generalmente se trata con medicamentos y, en algunos casos, cirugía bariátrica para restringir la capacidad del estómago. Se ha demostrado que este método también revierte la enfermedad.

Este estudio demuestra que la enfermedad se puede tratar y revertir enfocándose en sus causas, en lugar de reducir los niveles de azúcar en la sangre, que es lo que hacen los tratamientos más comunes.

Mediante la reducción de calorías y una dieta radicalmente más saludable, no solo se logra remitir la diabetes 2, sino que también se está contribuyendo a un cambio de hábitos que perdure en el tiempo. Taylor advierte la importancia del hábito del ejercicio posteriormente al período de baja de peso, para mantener un estilo de vida saludable y evitar que la enfermedad vuelva.

El Ciudadano

No more articles