Internet es uno de los mayores inventos en la historia de la humanidad. Se puede usar para comprar prácticamente todo lo que se nos pase por la mente, conectar a personas a través de los continentes y mirar videos de gatos. Pero desde sus primeros días también ha servido para discutir.

El mundo virtual se ha convertido en un espacio para la argumentación, el debate y las peleas. Ahora, una investigación publicada en la revista Psychological Science ha demostrado lo que mucha gente probablemente ya ha pensado: discutir en persona es mucho más efectivo que de manera remota.

Los autores descubrieron que escuchar a alguien expresar argumentos mientras se le mira a la cara, ayuda a entender que el interlocutor es “mentalmente capaz”. Esto puede sonar ridículo al principio, pero es muy sensato: una faceta de la deshumanización es la incapacidad de comprender que otro (o un grupo) tiene capacidades mentales similares a las de uno. Esta falla es lo que permite tratar a otros más como un objeto que como un ser humano.

El estudio sugiere que esto hace que las personas atribuyan el desacuerdo a la “incapacidad de la otra persona para pensar razonablemente sobre el problema”, en vez de al hecho de que simplemente pueden tener una forma diferente de pensar.

Resultado de imagen para internet fight

Los investigadores querían probar si escuchar a alguien expresar su opinión sobre un tema polémico, como las elecciones presidenciales de EEUU en 2016, ayudaba a reducir esta denigración y el efecto deshumanizador de Internet, haciendo que la audiencia comprendiera que la otra persona era “mentalmente capaz” independientemente de su opinión.

Encontraron que “cuatro experimentos demostraron que el medio de comunicación puede moderar la tendencia a deshumanizar al oponente”. Creen que como no podemos experimentar directamente la mente de otra persona, tenemos que usar otras pistas para determinar su capacidad mental y sentimientos subyacentes.

Esas señales están ausentes en las conversaciones que solo implican texto, pero se pueden recoger en audio y por medios audiovisuales, incluso cuando el contenido de la opinión es el mismo. Al eliminar las entonaciones y señales vocales, ya sea electrónicamente o con una voz completamente plana y monótona, la tendencia a deshumanizar comienza nuevamente.

Será bueno tener en cuenta esto la próxima vez que nos veamos tentados a iniciar un debate por chat o en los comentarios de una noticia.

El Ciudadano, vía IFLScience

No more articles