Un nuevo estudio viene a dar un espaldarazo a los amantes de los perros. El artículo, publicado en la revista Frontiers of Neuroanatomy, sugiere que los perros son más inteligentes que los gatos. Esto significa que los perros tienen una corteza cerebral con el doble de neuronas que los gatos. Las neuronas con las células cerebrales responsables del pensamiento, la planificación y el comportamiento y los científicos han asociado su densidad con la habilidad cognitiva (inteligencia, capacidad de aprender) en general.

Para el estudio, los investigadores, dirigidos por Suzana Herculano-Houzel, profesora asociada de psicología y ciencias biológicas en la Universidad Vanderbilt (EEUU), examinaron la densidad neuronal y el tamaño cerebral de varios carnívoros. Estos animales son de particular interés, de acuerdo al paper, porque muchos de ellos deben superar en inteligencia a sus presas para sobrevivir, lo que iría de la mano con el desarrollo de más neuronas.

Los autores examinaron los cerebros de ocho mamíferos: gatos, perros, osos, leones, hienas, hurones, mangostas y mapaches. Encontraron que los animales con cerebros más grandes también tendían a tener más neuronas, tal como los no carnívoros; una similitud que sugiere que los carnívoros no son tan diferentes del resto del reino animal, después de todo.

Los resultados fueron elocuentes. Además de las neuronas corticales de los perros, que superan en número a los gatos (530 millones versus 250 millones), descubrieron que los osos pardos tenían la misma cantidad que los felinos domésticos, a pesar de la obvia diferencia de tamaño. Por otro lado, resultó que los mapaches tienen muchas más neuronas que lo que sugeriría su pequeño tamaño cerebral.

Un golden retriever del estudio tenía la mayor cantidad de neuronas corticales que todos los demás, con 627 millones.

Sin embargo, incluso los investigadores admiten que sus hallazgos no deberían resolver el viejo debate perros-contra-gatos sobre la inteligencia.

“Aunque nuestro hallazgo de un mayor número de neuronas corticales en perros que en gatos puede confirmar percepciones anecdóticas de dueños de perros y entrenadores de animales, así como informes no publicados de que los perros son más fáciles de entrenar y por lo tanto más inteligentes, los dueños de gatos probablemente protestarían, y con razón”, escriben.

“Cualquier argumento sobre sus capacidades cognitivas en este punto será, en gran, parte una cuestión de opinión, hasta que se realicen comparaciones directas y sistemáticas de la capacidad cognitiva entre estas y otras especies”, agregan.

El Ciudadano, vía Time Magazine

No more articles