Evidencia genética muestra que restos de guerrero vikingo en verdad son de una mujer

El estudio reciente, publicado en 'American Journal of Physical Anthropology', se propuso confirmar el sexo del cuerpo, que fue encontrado cerca de la aldea de Birka, en Suecia, en el siglo XIX. Los investigadores recuperaron muestras de ADN del esqueleto y descubrieron que la persona llevaba dos cromosomas X y ningún cromosoma Y, un signo de que era biológicamente una mujer.

12 September 18:09
#Ciencia y Tecnologí­a, #Historia, #Mundo

Imagen de la guerrera Lagertha, de la serie “Vinkingos”

En la década de 1880 fue desenterrado el cuerpo de un guerrero vikingo. Desde entonces, la mayoría ha asumido que se trataba de un hombre, sin embargo ahora, valiéndose de evidencia de ADN, un grupo de arqueólogos ha llegado a la conclusión de que este “guerrero vikingo de alto rango” era en realidad una líder militar, una mujer. Este nuevo descubrimiento podría reescribir lo que sabíamos sobre la organización social, el género, el estatus y las costumbres de guerra en esta antigua sociedad.

El estudio reciente, publicado en el American Journal of Physical Anthropology, se propuso confirmar el sexo del cuerpo, que fue encontrado cerca de la aldea de Birka, en Suecia. El “guerrero” había sido enterrado en una tumba que databa de la época vikinga (imagen abajo), alrededor del siglo X, y que contenía una gran cantidad de reliquias relacionadas con la guerra, como una espada, un hacha, una lanza, un cuchillo de batalla, dos escudos, dos caballos y un juego de mesa para elaborar tácticas de guerra.

El dibujo es una reconstrucción de cómo se pudo haber visto la tumba. Þórhallur Þráinsson (© Neil Price).

“La morfología de algunos rasgos esqueléticos sugiere fuertemente que ella era una mujer, pero como este ha sido el espécimen tipo de un guerrero vikingo durante más de un siglo, necesitábamos confirmar el sexo a toda costa”, dijo Anna Kjellström, una de las investigadoras del proyecto.

Para salir de dudas, los científicos recurrieron a la genética. Recuperaron muestras de ADN del esqueleto y descubrieron que la persona llevaba dos cromosomas X y ningún cromosoma Y –un signo de que era biológicamente una mujer.

“Esta es la primera confirmación formal y genética de una mujer guerrera vikinga”, dijo en otra declaración el profesor Mattias Jakobsson, del Departamento de Biología Organística de la Universidad de Upsala, Suecia.

“Las fuentes escritas mencionan ocasionalmente a mujeres guerreras, pero esta es la primera vez que encontramos pruebas arqueológicas de su existencia”, agregó Neil Price, profesor del Departamento de Arqueología y Historia Antigua de la misma universidad.

Judith Jesch, profesora de estudios vikingos en la Universidad de Nottingham, Inglaterra, argumenta que la tumba de la mujer no necesariamente implica que haya sido una guerrera porque el esqueleto no muestra signos de lesión traumática o “desgaste” de la batalla.

Sin embargo los investigadores están seguros de que este descubrimiento va mucho más allá de la fascinación del siglo XXI por las mujeres guerreras: “Este entierro fue excavado en la década de 1880 y desde entonces ha servido como modelo de guerrero profesional vikingo. La utilización de nuevas técnicas y métodos, y también el uso de nuevas perspectivas críticas, una vez más muestra el potencial de investigación y el valor científico de las colecciones de nuestros museos”, agregó Jan Storå, autor principal del estudio.

Por IFLScience

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.