Un nuevo estudio publicado en PLoS ONE ha descubierto que jugar el videojuego Super Mario 64 aumenta la cantidad de materia gris en los cerebros de los adultos mayores, especialmente en las regiones cerebrales asociadas con la memoria espacial y episódica. Según los conductores del proyecto, esto significa que podría utilizarse para evitar el deterioro cognitivo, la pérdida de memoria y quizás incluso la enfermedad de Alzheimer.

Los psicólogos de la Universidad de Montreal, en Canadá, reclutaron a 33 personas de entre 55 y 75 años y las dividieron en tres grupos. El primero fue instruido para jugar Super Mario 64 en una consola Nintendo Wii, 30 minutos al día, durante cinco días a la semana, por seis meses. El segundo grupo recibió clases de piano con la misma frecuencia y el último grupo no realizó ninguna tarea.

Antes y después del experimento se realizaron exámenes de MRI (resonancia magnética) y de rendimiento cognitivo en todos los participantes, los que mostraron que el grupo de los videojuegos tenía una cantidad creciente de materia gris en el hipocampo y el cerebelo, junto con mejoras en su memoria a corto plazo. Aquellos que aprendieron piano vieron un aumento en la materia gris en la corteza prefrontal dorsolateral y en el cerebelo.

“Los videojuegos en 3-D involucran al hipocampo en la creación de un mapa cognitivo o una representación mental del entorno virtual que el cerebro está explorando”, dijo en un comunicado el profesor Gregory West, de la Universidad de Montreal. “Varios estudios sugieren que la estimulación del hipocampo aumenta tanto la actividad funcional como la materia gris dentro de esta región”, agregó.

El profesor West explicó que la materia gris se atrofia a medida que las personas envejecen. La atrofia cerebral está estrechamente relacionada con el deterioro cognitivo y es una característica común de muchas enfermedades neurológicas que afectan el cerebro, como el Alzheimer.

“La buena noticia es que podemos revertir esos efectos y aumentar el volumen aprendiendo algo nuevo. Juegos como Super Mario 64, que activan el hipocampo, parecen tener cierto potencial en ese sentido”, dijo West.

“Estos hallazgos también pueden usarse para impulsar futuras investigaciones sobre el Alzheimer, ya que existe un vínculo entre el volumen del hipocampo y el riesgo de desarrollar la enfermedad”, agregó la profesora Sylvie Belleville.

En los últimos años se ha explorado mucho el vínculo entre el cerebro y los videojuegos y la investigación en general ha demostrado que estos tienen un efecto abrumadoramente positivo en una mejor formación de memoria y conectividad neuronal.

A pesar de lo que solemos pensar, los videojuegos no son malos para la salud física o mental. Lo importante es saber variar actividades y también salir al mundo real.

El Ciudadano, vía IFLScience

No more articles