La estatua desenterrada en El Cairo no era de Ramsés II, después de todo

"No seremos categóricos, pero hay una gran posibilidad de que sea Psamético I", señaló el ministro de antigüedades egipcio, Khaled el-Anani.

17 March 20:03
#Ciencia y Tecnologí­a, #Historia, #Mundo
Parte de la cabeza de la estatua encontrada bajo el barro en una población de El Cairo Imagen Anadolu Agency

Parte de la cabeza de la estatua encontrada bajo el barro en una población de El Cairo. Imagen, Anadolu Agency


Hace días publicamos una nota sobre la enorme estatua de un faraón egipcio que fue hallada bajo el lodo en una población de El Cairo.

Por sus características, tamaño y ubicación, los arqueólogos estaban prácticamente seguros de que se trataba de una representación del gran Ramsés II (alias Ozymandías).

Pero ahora las autoridades ministeriales de arqueología han rectificado sus estimaciones, indicando que podría tratarse de otro gobernante del antiguo Egipto, no tan grandioso y famoso como el anterior.

“No seremos categóricos, pero hay una gran posibilidad de que sea Psamético I”, señaló el ministro de antigüedades egipcio, Khaled el-Anani, a los reporteros de Associated Press, frente al museo de El Cairo.

dorso de psametico Foto Matthias Tödt  picture-alliance  dpa  AP Images  Gtres

Dorso de la estatua de Psamético I. Foto, Matthias Tödt/picture-alliance/dpa/AP Images/Gtres, vía NG


Psamético I gobernó Egipto desde el año 664 hasta el 610 a.C, unos 600 años después de Ramés II. la confusión entre ambos ocurrió porque la estatua fue encontrada cerca de un templo solar fundado por Ramsés II. Sin embargo, como reveló el ministro, más tarde los arqueólogos descubrieron una inscripción de uno de los nombres del rey Psamético en la estatua, informa IFLScience.

“Existe una posibilidad de que Psamético haya reutilizado una vieja estatua que pudo haber sido de Ramsés II, aunque esta posibilidad es pequeña”, precisó al-Anani.

La confusión hizo que la semana pasada la noticia atrajera mucha más atención que si se hubiera hablado de Psamético desde el inicio, puesto que Ramsés II fue uno de los más poderosos faraones del antiguo Egipto, y una de las figuras que más visitantes atraen cada año.

Pero las novedades sobre la gran estatua desenterrada en El Cairo no restan importancia al hallazgo. Psamético reinó por más de 50 años y una de su hazañas fue expulsar a los asirios de Egipto, lo que trajo estabilidad y unidad al imperio. La historia también le reconoce haber dado nueva vida al arte y la religión de la cultura tradicional egipcia.

El Ciudadano

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.