La sangre del cordón umbilical podría usarse para demorar el envejecimiento cerebral

Los sorprendentes resultados --de un estudio con ratones-- alimentan las esperanzas para el potencial desarrollo de un tratamiento que impida el declive mental en la vejez, pero los investigadores destacan que antes de que la terapia se considere para uso clínico, se necesitan más estudios, incluyendo ensayos en humanos.

20 April, 2017 23:04
#Ciencia y Tecnologí­a, #Mundo, #Salud

 

 

La sangre humana del cordón umbilical tiene niveles inusualmente altos de una proteína llamada TIMP2

Científicos han revertido problemas de memoria y aprendizaje en ratones ancianos usando infusiones de una proteína encontrada en la sangre del cordón umbilical humano.

Los sorprendentes resultados alimentan las esperanzas para el potencial desarrollo de un tratamiento que impida el declive mental en la vejez, pero los investigadores destacan que se necesitan más estudios, incluyendo ensayos en humanos, antes de que la terapia se considere para uso clínico, informa The Guardian.

Las pruebas en roedores con salud delicada, encontraron que la terapia con proteínas rejuveneció el hipocampo, un área del cerebro que es fundamental para la formación de la memoria y una de las primeras y más importantes regiones que tienden a deteriorarse en la vejez.

En una serie de pruebas de comportamiento, los ratones mayores que habían recibido el tratamiento se comportaron como animales más jóvenes, como reportaron los investigadores de la Universidad de Stanford en California. Escaparon de un laberinto con más rapidez que antes, tuvieron mejores recuerdos y volvieron a construir nidos –una habilidad que estos animales pierden al envejecer.

Los investigadores, liderados por Tony Wyss-Coray, hicieron el hallazgo luego de haber notado que la sangre humana del cordón umbilical tenía niveles inusualmente altos de una proteína llamada TIMP2, en comparación con la sangre de las personas mayores.

Imagen vía NBC News

Cuando la inyectaron en ratones, la proteína aumentó la actividad de un grupo de genes que revitalizó el hipocampo y aumentó su capacidad de adaptarse a nueva información. El estudio se publicó en la revista en Nature.

Este trabajo es el último de una serie de estudios que sugieren que las moléculas encontradas en la sangre joven pueden ser capaces de rejuvenecer los tejidos envejecidos del cerebro, entre otros. Si estas terapias también resultan ser eficaces en los seres humanos, podrían convertirse en una poderosa forma de contrarrestar el deterioro cognitivo asociado a la vejez y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Pero hasta que el tratamiento se haya demostrado en humanos, los científicos son absolutamente cautelosos con su trabajo. Hasta ahora, lo que se ha aprendido en la investigación sobre el Alzheimer con ratones, es que casi todo funciona en los animales, pero nada funciona en los seres humanos, como afirmó Rob Howard, profesor de psiquiatría geriátrica en la Universidad College de Londres.

La terapia con proteínas de la sangre joven podría no revertir el envejecimiento cerebral o detener el Alzheimer, pero quizás sí podría reavivar las partes del cerebro que aún están saludables, para compensar, al menos parcialmente, el declive cognitivo que muchas veces acompaña al proceso de envejecimiento.

Jennifer Wild, psicóloga clínica de la Universidad de Oxford, opina que aunque los resultados de las pruebas son interesantes, es demasiado pronto para considerarlas como una terapia para los humanos. “Es emocionante para los ratones que tienen envejecimiento cognitivo, pero es demasiado pronto para empezar a extrapolar esto y decir que podemos ayudar a los seres humanos”, dijo la especialista a The Guardian.

El Ciudadano

 

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.