NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt/Seán Doran

Probablemente esta es una de las más gloriosas imágenes de Júpiter que jamás hayamos visto.

La imagen fue tomada por la nave Juno de la NASA, mientras orbitaba alrededor del gigante de gas, y luego fue procesada por los ciudadanos científicos Gerald Eichstädt y Seán Doran, para realzar sus características, pero esas tormentas y remolinos que se pueden ver son muy reales.

NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt/Seán Doran

La fotografía nos da una maravillosa vista. No hay nada en nuestro planeta que alcance tal nivel de complejidad visual como las tormentas de Júpiter, que se arremolinan unas con otras en la atmósfera para darnos estos patrones que bien podrían pasar por una obra de arte abstracto.

Como dice la NASA, la imagen fue captada desde 18.906 kilómetros por encima de la superficie de las nubes de Júpiter, más o menos la misma distancia que hay entre Nueva York y Perth, en Australia.

Lo que se ve es un sistema de nubosidad en el hemisferio norte de Júpiter, tiznado de tonos azules y grises, como se vio el 24 de octubre de 2017. Juno tomó la imagen cuando estaba realizando su noveno vuelo cerca del planeta. La escala dela imagen es de 12,5 kilómetros por pixel.

NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt/Seán Doran

“Por causa del ángulo que había entre el Sol, Júpiter y Juno, cuando la nave capturó la imagen, se pueden ver las nubes de mayor altitud dando sombras a su alrededor”, dice la NASA.

“El comportamiento de las nubes es más observable en las regiones más blancas de la imagen, pero también en algunos puntos aislados del fondo y las áreas del lado derecho”, describe el sitio

El instrumento que captó esta imagen fue la cámara JunoCam , a bordo de la nave. Gracias a esta tecnología se ha obtenido una serie de fotografías impresionantes, las que usualmente son procesadas para destacar las sombras y coloridos.

El Ciudadano, Vía IFLScience

 

No more articles