Rinoceronte negro. Imagen vía ThingLink

El zoológico australiano Taronga Western Plains tiene como nuevo residente a una cría de rinoceronte negro, nacido de Bakhita y Kwanzaa.

La cría, todavía sin nombre, es la segunda nacida este año en el zoológico, como parte de su programa para aumentar la cantidad de rinocerontes negros.

“Estamos muy felices con la llegada de un saludable macho nacido en la noche del 31 de octubre. Cada nacimiento es especial pero tener dos crías de rinoceronte negro en un año es particularmente emocionante”, dijo el cuidador de rinocerontes, Scott Sith.

La especie Diceros bicornis está en peligro crítico. Después de haber sido la más numerosa, con una población que ascendía a los 850.000, se estima que hoy no alcanzan a ser 5.500.

Las primeras causas de este declive son la pérdida del hábitat por la agricultura y la caza furtiva de los animales para conseguir sus cuernos y venderlos en el mercado ilegal a elevados precios.

El número de rinocerontes negros llegó a su mínimo en 1995, cuando hubo solo 2.410 individuos. A partir de entonces la población ha ido aumentando lentamente, pero todavía no se alcanza un número óptimo.

Por eso, para lograr el objetivo de conservación varios zoológicos del mundo están trabajando en programas de reproducción. Taronga Western Plains Zoo tiene un gran hábitat para estos animales y adquirió seis rinocerontes negros para su programa, que comenzó en 1994.

Desde entonces el zoológico ha visto el nacimiento de 14 crías, por lo que tener dos en un solo año es algo extraordinario y esperanzador.

“El nacimiento ocurrió en las primeras horas de Halloween, luego de que Bakhita tuviera un período de gestación de 15 meses. Fue un parto tranquilo y la cría está bien, fuerte y sana”, declaró Scott, citado en Science Alert.

Su madre también nació en el zoológico australiano, en 2002, y fue la primera hembra del centro, que ya tiene tres generaciones de rinocerontes negros. En abril de este año nació una nieta de Bakhita llamada Mesi; hija de Kufara.

El Ciudadano, vía Science Alert

No more articles