Maipú nuevamente se ve enfrentado a un problema relacionado con la Basura, esto debido una deficiente licitación que llevo a cabo la Municipalidad por este tema, lamentablemente sus efectos se vieron en las calles de nuestra comuna. ¿Por qué es una deficiente licitación? Su deficiencia radica principalmente en la modalidad de pago por trabajo realizado, dicho cambio paso de precio unitario, a un pago por suma alzada.

Precio unitario significa que se paga por tonelada de basura recolectada, es decir a más toneladas de basura, mayor pago. En cambio Suma alzada es un monto fijo mensual que puede ser reajustado cada cierto tiempo, y que obliga a cumplir ciertas rutas y horarios, siendo independientes a la cantidad de basura recolectada, si el pago se realizara como “precio unitario” la empresa concesionaria pondría sus esfuerzo en retirar la mayor cantidad de basura domiciliaria de la comuna, a suma alzada, la cantidad retirada no juega ningún papel que afecte el pago establecido, ya que no existen incentivos para aumentar los retiros, en otras palabras, no están presionados a retirar toda la basura.

En esta nueva modalidad, la Municipalidad debe fiscalizar lo que el contrato establece: Rutas y horarios, pero no la cantidad de basura acumulada. El problema no termina ahí, hoy en día la Dirección de Aseo, Ornato y Gestión Ambiental (DAOGA) está debilitada, ya que esta administración retiró a su Directora y nombró como subrogante a Alex Gómez, incluso cesando las funciones del Jefe en terreno, debilitando de manera dramática el departamento encargado de velar por el aseo y ornato de nuestra comuna. La Municipalidad los ha dejado sin recursos humanos ni materiales

¿La Municipalidad puede fiscalizar? Obvio que puede, es parte de su función. Pero, a pesar de eso, el contrato protege a la empresa concesionaria, ya que ese mismo contrato no entrega incentivos ni motivos para mejorar su servicio, ya que el pago, sera el mismo, sin importar la cantidad de basura recolectada,

Por muy técnico que sea el problema, el resultado es notorio para nuestros vecinos: Son aproximadamente 40 los camiones recolectores los que día a día transitan en nuestra comuna, pero ¿como fiscalizamos si no existen los recursos ni el personal para hacerlo?

Para la alcaldesa Barriga primó la certeza económica y el cumplimiento de un contrato que durará casi 6 años, no primó ni la calidad de vida, ni la dignidad de nuestra gente. La improvisación y falta de planificación que nuevamente esta administración protagoniza, nos demuestra que es necesario exigir al Concejo Municipal y a la alcaldía dotar de recursos humanos, logísticos y económicos a los departamentos involucrados para lograr una fiscalización óptima, para que la empresa recolecte la totalidad de la basura domiciliaria de nuestra comuna en los horarios ya habituados y que no entorpezca la vida de las y los maipucinos.

No more articles