ADIPTGEN, Organización Gremial de Gendarmería de Chile, con profunda preocupación se dirige al Ministro de Justicia, a objeto de exponer la delicada situación que afecta al personal no uniformado y al propio Servicio.

A la inquietud e incertidumbre de muchos funcionarios en torno a su sistema previsional por la decisión de un Contralor General de la República, que desmanteló un sistema previsional que se disponía desde 1934, interrumpido por la dictadura en 1975 y; reestablecido en 1993 mediante la ley 19.195 con el advenimiento de la democracia, hoy día todo ello se agrava al instalarse el temor por la calidad de la política de recursos humanos que se ha desplegado en este último tiempo en la realidad penitenciaria; una política ajena a todo estándar o normas que debieran ser públicas y conocidas por todo el personal.

Al respecto, exponemos algunos aspectos que develan esta situación:

  • Término de contratos ajenos a la evaluación de desempeño funcionario e incluso, en abierta discordancia con las instrucciones del Gobierno expresadas mediante oficio Nª 26, de noviembre de 2016, mediante el cual instruye a los Jefes de Servicio sobre estabilidad laboral del personal a contrata, materia en la cual deben ser parte las asociaciones gremiales. Esto último derivado de un acuerdo de GOBIERNO- ANEF, por lo tanto nos parece una Incoherencia que autoridades de confianza política del propio gobierno hagan caso omiso de sus instrucciones.

 

  • Rebaja de grados; una medida que ha afectado a diversos funcionarios con contrata anual; un hecho que no está consignado en el Estatuto Administrativo, que rige a todo el personal de la Administración Pública; traduciéndose en un término de contrata unilateral y una nueva contratación bajo condiciones remuneracionales inferiores; medidas que al ser conocidas por los funcionarios del Servicio, asumen la convicción que estas no corresponden a resoluciones de “buen Servicio”, sino más bien a “pasadas de cuenta”: una dinámica impresentable para funcionarios públicos.

Sumado a lo anterior, esta “baja de grados” se hace con efectos retroactivos y el funcionario se entera solo cuando le llegó la liquidación de sueldo con menos dinero, incluso tienen que devolver dinero en atención a que el mes desde que le bajan su grado, se lo pagan en el anterior. Todo ello significa una abierta transgresión a lo consignado en la Ley 19880, que consigna que las decisiones deben constar en actos administrativos debidamente notificados conforme a la misma normativa.

¡Inaceptable en un Servicio Público!

 

  • Término de las horas extraordinarias (genéricas) para el personal a contrata, las que en su génesis tendían a nivelar la condición remuneracional del funcionario a contrata con el de planta, derivado de un acuerdo del gremio con la Dirección Nacional, atendiendo que, cumpliendo idénticas funciones y jornadas laborales, había una significativa brecha remuneracional en desmedro del personal a contrata.

 

Sobre esta misma materia cabe señalar a usted que el dictamen N°13010 del 08 de septiembre de 2017, de la Contraloría General de la República, establece que, los topes de horas extraordinarias contenidos en la tabla inserta en el oficio 257, de 2017 – circular de la Subdirección de Administración y Finanzas – no se ajustan a derecho, toda vez que resulta improcedente que la autoridad, limite a priori, las horas extras que deban disponerse. Asimismo, consigna que la diferenciación según estamentos y grados, para autorizar horas extras es contraria a derecho

 

En este sentido, a la fecha de este oficio el servicio aun no deja sin efecto la citada circular.

  • A su vez, en torno a los aumentos de grado, lamentamos que se haya desconsiderado la propuesta del Directorio Nacional de ADIPTGEN, quien fue parte de un extenso trabajo sobre esta materia con autoridades institucionales, efectuándose una nivelación de grados solo a algunos funcionarios, desconociéndose los criterios utilizados, quedando una gran mayoría de estos fuera de esta medida – funcionarios que desde el año 2010 no experimentan un mejoramiento de grados – . Cabe destacar que junto a ello el personal no uniformado a contrata sufrió una rebaja remuneracional al eliminarse las horas genéricas.

 

  • Asimismo, respecto de suplencias, en algunos casos se ha solicitado autorización a la Dipres – como lo establece la Ley de presupuestos- para designar a determinados funcionarios como suplentes en ciertos cargos que se encontraban vacantes, para luego ocupar tales autorizaciones en nombrar a funcionarios distintos a los propuestos a DIPRES.

 

Por otra parte, queremos denunciar el modo de actuar del Subdirector de Administración y Finanzas, en calidad de subrogante – pues ostenta el cargo de Jefe de Departamento grado 4, de Exclusiva Confianza desde un periodo bastante extenso, sin que el cargo en comento sea provisto bajo las normas de alta Dirección Pública – quien ha llegado a situaciones extremas de abuso de autoridad al tener directa responsabilidad en rebajas de grados arbitrarias a algunos funcionarios, resolver traslados intempestivos, lo que se verificó por ejemplo en el traslado de profesionales idóneos, con experticia en materias jurídicas tan relevantes como es el estudio, elaboración y revisión legal de actos administrativos vinculados a contrataciones; es así como por ejemplo, don Carlos Bono Miranda, funcionario a contrata de Gendarmería de Chile, quien por ajustar su desempeño a normas jurídicos administrativas que rigen los actos de contratación pública, fue perseguido rebajándosele el grado en dos oportunidades y trasladándolo a Unidades Penales, y finalmente se le puso término al contrato. Atendiendo la arbitrariedad de que fue víctima el hoy día ex funcionario, presentó los requerimientos administrativos judiciales pertinentes. En síntesis, este ex funcionario cumplió lo que la norma le imponía (representó un trato directo con una determinada Empresa, ya que no se cumplían con las causales para llevar a cabe éste)

Otro ejemplo de estas arbitrariedades lo constituye la reciente situación sufrida por la profesional con 21 años de servicios, doña MARIELA DEL CARMEN GUIÑEZ SAEZ, Asistente Social, Calidad Planta, a cargo de la Sección de Servicio Social de Personal, dependiente del Subdepartamento de Beneficio a las Personal, Departamento de Recursos Humanos, quien presentó una Denuncia de Maltrato Laboral en contra de Don Sergio Palma Sepúlveda, en la cual consigna que “fue denostada, humillada y maltratada verbalmente, atribuyéndole un mal uso del Fondo de Ayuda Solidaria creado el año 2007, señalando incluso que era evidente la posibilidad de que ella, al firmar sola el documento que autorizaba una ayuda económica, podría estar beneficiándome con parte de ese dinero”, llegando esta Autoridad incluso a utilizar la expresión “sacar tajadas”

Agrega que “frente a tan injusta y grave acusación y, luego que él desahogara su exabrupto, me limité a responder que en mi carrera funcionaria podría equivocarme y probablemente “meter las patas, pero jamás las manos”. Existen Oficios circulares y Resolución Exenta que dan cuenta de la existencia de este Fondo, el procedimiento para su recaudación y la administración que recae en Servicio Social de Personal y su manejo contable en el Departamento de Contabilidad y Presupuesto

El despotismo de esta autoridad ha llegado a tal extremo que con maltrato verbal e incluso palabras soeces ( ejemplo “sacar tajadas” ) injusta y arbitrariamente fue responsable del traslado de esta funcionaria.

Estos actos dejan una evidencia del real objetivo perseguido por la Autoridad, esto es: humillar, degradar, atropellar, insultar y deshonrar a sus funcionarios, constituyendo un manifiesto acoso laboral, de persecución y de hostigamiento, y con ello permitir que en la institución donde nos desempeñamos se realicen contrataciones sin que sean cuestionadas por los profesionales que se desempeñan en las áreas de contrataciones, frente a lo cual desconocemos las motivaciones, pero a lo menos las calificamos de extrañas.

 

  • Los hechos descritos reflejan lo que hoy están padeciendo los funcionarios de Gendarmería de Chile, en manos de la Autoridad del Servicio, Señor Ministro, esperamos se ordene a la brevedad un sumario administrativo, o una Auditoría a la aplicación de esta Política de Personal que ha operado en este último año en Gendarmería de Chile, no obstante ello analizaremos la presentación de una querella judicial dada la gravedad de los hechos.

 

Como organización gremial exigimos revisar la gestión del Subdirector de Administración y Finanzas, Sergio Palma Sepúlveda, que antes de continuar sus actos despóticos podría explicarle a los funcionarios de Gendarmería de Chile cómo llegó a nuestro Servicio y las razones de su salida del Servicio de Impuestos Internos.

Sería importante también efectuar una auditoria que abordara el pago de asignación por funciones críticas, ya que la perciben funcionarias que forman parte de la Asesoría de la Dirección Nacional. Ya quisieran recibir tal asignación con montos tan significativos, funcionarios que si tienen cargos de alta complejidad y las funciones que desempeñan están vinculadas a los objetivos estratégicos del Servicio. Sabía usted que Jefes de Establecimientos Penitenciarios (CCP, CRS, CAIS), quienes tienen a cargo el total de la población penal no reciben esta asignación?

Señor Ministro, respetuosamente le solicitamos que en uso de sus atribuciones, ordene una revisión a las practicas que se están ejerciendo en Gendarmería de Chile durante el último año, claramente expresadas en esta denuncia. Junto a ello nos ponemos a su disposición para que a la brevedad reciba a este Directorio nacional, reunión en la cual expondremos todos y cada uno de los antecedentes de lo expresado anteriormente, como así también otras delicadas situaciones que se están manifestando en nuestro Servicio.

Por último lamentamos informarle que al momento de redactar este documento, arbitrariamente se le está rebajando el grado a tres profesionales de informática, situación que el día viernes 29 de septiembre en reunión con este Subdirector y un grupo de Asesores, le representamos lo cual negó. Señor Ministro usted tiene la palabra.

Esperamos una Respuesta a la brevedad,

Atentamente,

 

 

Directorio Nacional ADIPTGEN.

 

No more articles