Beatriz Sánchez,candidata del Frente Amplio.

En política hay siempre formas de razonamientos diversos, del mismo modo tales razonamientos se originan en motivos distintos. Los primeros son de carácter ideológico y los segundos obedecen más bien a cuestiones de aceptación o sumisión frente a las condiciones que impone un sistema mayor.

Así, dentro de un conglomerado de partidos e incluso dentro de una misma agrupación política, suele suceder que en ocasiones existan puntos de vista diferentes, a veces encontrados o intereses particulares, que originan las llamadas dinámicas políticas que serán particulares o generales según se trate de ámbitos compositivos o mayores.

Nosotros hemos insistido en la comprensión de tales dinámicas separando dos conceptos distintos como lo son “unidad en la diversidad” frente a la “convergencia de la diversidad”. La primera tiende paradojalmente a hacer tabla rasa con la diversidad, intentando vanamente generar una suerte de monolitismo nostálgico, que para esta época es insostenible, al tiempo que de negar el ejercicio democrático. La segunda se comprende mejor cuando se acoge la diversidad al tiempo de buscar una estructura lo suficientemente abierta para permitir, que se puedan postular y aceptar en su interior no solo ideas, sino también aciertos y errores que son propios de todo proceso en curso.

Todas las agrupaciones políticas están expuestas a las condiciones mencionadas. Los medios de comunicación dan buena cuenta de todo lo dicho y por supuesto, lo que ocurre en el Frente Amplio, como en otros conglomerados, son seguidos con atención por la prensa, que peraltará a conveniencia lo particular, buscando establecerlo como un general, obedeciendo también a criterios políticos. Decisiones, comentarios o twits personales, adquieren una importancia mayor según se trate de una línea editorial u otra o de alguna conveniencia particular o electoral. Lo que en épocas normales se estima una discusión, en épocas electorales se le atribuyen características de quiebre o de división.

Por supuesto esto se da mucho más con aquellas personalidades que son de mayor atracción para los medios de comunicación. Esto sucede con Pamela Jiles, candidata a diputada humanista por el Distrito 12 (La Florida, Puente Alto, Pirque, San José de Maipo y La Pintana), quien cuenta con un espacio ganado en el corazón de importantes sectores de la población, sobre todo jóvenes, gracias a su consecuencia de años, su coherencia política, así como su incansable lucha por un país más justo y solidario.

En este sentido, no tiene sentido alguno la interesada polémica que se estableció con Pamela Jiles, quien, más allá de un twitter personal, en el que priorizó su solidaridad de género antes que otras consideraciones políticas; más allá de sus consideraciones y posiciones respecto de la segunda vuelta que se corresponden con un particular punto de vista, que deberá ser resuelto democráticamente en el ámbito mayor del partido humanista al que pertenece, no es discutible el aporte a la construcción conjunta, contribuyendo a un necesario espíritu diverso, indomable y soñador.

El aporte del Frente Amplio a nuestro país, viene de la inspiración de trabajadores, de los siempre incansables estudiantes, de organizaciones medioambientalistas, del mundo social, del común, de los coherentes, de los artistas, todos con su aporte para construir un mundo alternativo  al duopolio y a la aburrida homogenidad política que nos legó la ausencia de lo diverso.

Trabajar por la convergencia de la diversidad requiere valorizar el aporte de todos, atender a las diferencias sin degradación de las mismas, a la diversidad de orígenes y formas, a las distintas realidades, para ponerlas todas en la dirección del proyecto común. Se trata de liberar a Chile de la esclavitud de un modelo económico/político uniforme, que nos tiene encadenados.

En esta realidad no nos perdemos, porque tenemos en Beatriz Sánchez  una gran candidata Presidencial, que nos enorgullece día a día; tenemos una gran lista Parlamentaria y de Cores, que se presentan como opción en todo el país y poner esto como base fundamental y necesaria es lo que dota de sentido a esta construcción del Frente Amplio, urgente para abrir nuevos horizontes para nuestros pueblos.

 

*Presidente del Partido Humanista

No more articles