Nunca tuvo los minutos que necesitaba en el club que lo formó. Pese a que brilló en un anterior préstamo en Juventus y lo pidieron de vuelta. Por eso, sabía que su opción era partir y no hipotecar su carrera como un reserva de primer nvel. Álvaro Morata es nuevo jugador del Chelsea, tal y como anuncia el Real Madrid en su página web. La operación se cerrará en unos 85 millones de euros, y el madrileño se convertirá en el sustituto de Diego Costa, que presumiblemente se marchará al Atlético de Madrid.

Con esto, será el español más caro de la historia, superando las cifras que se pagaron por Torres (también al Chelsea por 60 millones) y de Mendieta (al Lazio por 45). Además, el punta se convierte también en la venta más alta del Real Madrid, después del traspaso de Di María al Manchester United por 75 millones.

Morata, de hecho, es una petición del entrenador del cuando blue, Antonio Conte, con quien ya coincidió en las filas de la Juventus de Turín hace tres temporadas, y que siempre le ha tenido en alta estima. El delantero ya había dejado clara a Zidane su intención de abandonar el Real Madrid ante la falta de minutos y a pesar de que el verano pasado regresó al Bernabéu con la vitola de gran fichaje.

Sus goles en momentos importantes durante la temporada pasada no le sirvieron en ningún momento para hacerse con un hueco en el equipo titular, y el buen fin de campaña de Benzema le terminó por cerrar las puertas. El año pasado, Morata marcó 20 tantos en todas las competiciones, 15 de ellos en Liga.

No more articles