VIDEO: ¡Escándalo en España! Diego Maradona casi se agarra a puñetazos con un periodista


14 February 16:02
#Deportes

20170213-636226202204977651_20170213220643-345-kiOD-U4228268386JNG-992x558@LaVanguardia-WebDiego Maradona está en Madrid para disfrutar del encuentro de mañana entre el Real Madrid y su querido Nápoli, por los octavos de final de la Champions League. Pero, una vez más, tuvo un fuerte cruce con los periodistas que lo recibieron en España. Tras cenar con Rocío Oliva y su familia, amenazó a un miembro de la prensa de ese país molesto porque se metieron en su tranquilidad para preguntarle de fútbol.

Es cierto, quién armó el escándalo fue el excitado reportero español que armó una teleserie con una simple negativa a darle una entrevista. Pero Maradona no reaccionó bien.

El Diez llegó a la capital española en medio de la gran expectativa mediática -y la de sus fanáticos-, que se convocaron en el hall central del Aeropuerto de Barajas. Pero no pudieron verlo porque el astro se retiró por una salida especial. Sin embargo, la prensa fue a buscarlo al hotel donde se hospeda -el mismo que se encuentran los jugadores del Nápoli- para apoyar de forma directa al club en el que más éxitos cosechó. Y a la salida de la cena el astro del fútbol los enfrentó.

“Diego, qué esperás del partido de mañana”, fue la pregunta del periodista. “¿Cómo estás, Diego?”, insistió otro… Y, según parece, en ese instante, Maradona arrojó un golpe que no se pudo ver en cámara. “Pues nada, nos hemos llevado un golpe de Diego Maradona”, relató el cronista. Y entonces el astro se enfureció. “No. No. Golpe no. Si yo te llego a pegar a vos…”, retrucó, amenazante. “Me has pegado un golpe, Diego”, lo interrumpió el periodista. Y el Diez redobló la apuesta: “No, no, no. Si yo te llego a pegar a vos, no te queda la nariz”.

Ante la sorpresa, el cronista le dijo que no quería que le pegue. “¿Y sabés lo que yo quiero? Comer tranquilo. Y vos no podés estar en mi hotel si no tenés habitación”, le contestó Maradona.

Luego, el campeón del mundo en 1986, que no dejó hablar al periodista, agregó, vociferando: “No. Vos no tenés habitación acá para estar afuera… Yo tengo todo el derecho de hablar con mi familia lo que quiero. Y vos tenés un micrófono, querido. Así que hacé tu trabajo. Hacé tu trabajo”. Y finalizó: “Acordate que si yo te pego mano a mano, ¡te estropeo!”.

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.