Denuncian que Codelco se endeuda para pagar por un mineral de todos los chilenos


12 October, 2011 21:10
#Economí­a, #Especial Minería y Energía

Mediante un comunicado público, Codelco informó hoy que llegó a un acuerdo con Mitsui & Co., para la concesión de un crédito por US$ 6.750 millones que le permite ejercer su opción de compra sobre el 49% las acciones de Anglo American Sur, ex Disputada de Las Condes. La opción contempla eventualmente el traspaso de una parte de las acciones adquiridas al sector privado. Por tanto, se hace necesario denunciar al punto que se trata de una nueva operación de traspaso de recursos que son de todos los chilenos a empresas transnacionales, y por las condiciones en que está pactado el crédito, de una forma de privatización encubierta.

COMUNICADO DE CODELCO

Codelco llegó a un acuerdo con Mitsui & Co., Ltd. (“Mitsui”) para el otorgamiento de un financiamiento por hasta un máximo de US$ 6.750 millones que le asegura a Codelco disponer de los recursos necesarios para ejercer su opción de compra sobre las acciones de Anglo American Sur S.A. (Anglo Sur). Esta opción contempla la compra de hasta el 49% de las acciones de Anglo Sur y puede ejercerse en enero de 2012.

Un segundo acuerdo establece que Codelco tendrá el derecho, pero no la obligación, de pagar parte del préstamo otorgado por Mitsui con la venta de una participación indirecta en el 50% de las acciones de Anglo Sur adquiridas por Codelco. La venta se haría sobre la base de un precio preestablecido que valora el 49% de la participación accionaria en Anglo Sur en aproximadamente US$ 9.760 millones. En este caso, el saldo de la deuda se convierte en un préstamo a cinco años plazo y deja de contar con la garantía personal de Codelco.

Estos acuerdos permitirían a Codelco capturar parte importante del valor de Anglo Sur y pagar una porción significativa de la deuda contraída por la Corporación para financiar la compra de las acciones de esa empresa.

Codelco evaluó varias fuentes de financiamiento antes de seleccionar a Mitsui como alternativa más atractiva.

En el marco de esta nueva y más extensa relación, Codelco y Mitsui también suscribieron un contrato de venta por 30.000 toneladas de cobre fino al año valorizadas a precios de mercado.

Gerardo Jofré, presidente del Directorio de Codelco, señaló que “las operaciones cubiertas por la opción de compra que tiene Codelco son activos de clase mundial y los acuerdos alcanzados con Mitsui representan una gran oportunidad para agregar valor a la Corporación, al mismo tiempo que nos consolidamos como el mayor productor de cobre en el mundo. En nombre de todos los directores de la compañía, quiero felicitar a la administración de Codelco por este importante logro”.

Diego Hernández, presidente Ejecutivo de Codelco, indicó que “la posibilidad de adquirir una participación accionaria significativa en un activo de clase mundial, operado por una empresa de excelencia como Anglo American, y en los recursos adicionales que permitirán la extensión y expansión de sus operaciones, representa una oportunidad de realizar una muy buena inversión para Codelco. En este contexto, quiero reiterar lo manifestado en muchas ocasiones, en el sentido que nuestras decisiones de inversión no se ven afectadas por la volatilidad que en el corto plazo pueda experimentar la economía mundial. Si, como anticipamos actualmente, ejercemos la opción de compra, esperamos trabajar estrechamente con Anglo American, con quien ya tenemos una relación de mutua colaboración en la operación de las minas Andina y Los Bronces“.

Thomas Keller, vicepresidente de Administración y Finanzas, destacó que un objetivo clave en la obtención del financiamiento de parte de Mitsui fue evitar incurrir en un endeudamiento que pueda comprometer la capacidad de llevar a cabo el plan de inversiones de Codelco. “La Corporación tiene un programa de inversiones que contempla desembolsos por US$ 17.000 millones en el período 2011-2015, que debemos financiar prudentemente.

El acuerdo suscrito con Mitsui nos asegura los recursos necesarios para ejercer la opción de compra de las acciones de Anglo Sur, al mismo tiempo que nos da la flexibilidad de convertir este financiamiento en una obligación que se paga únicamente con los ingresos que genera la participación en Anglo Sur y sin garantías de Codelco. De esta forma, nuestra capacidad de ejecutar el programa de inversiones se mantiene intacta”.

MITSUI

Mitsui es una empresa internacional, con sede en Tokio, Japón, con negocios en la comercialización de productos, la logística y el financiamiento de grandes proyectos relacionados con el sector minero, infraestructura, industria automotora, el sector naviero, aeroespacial, la industria química, energía, alimentación, servicios de consumo, informática y telecomunicaciones, mercados financieros y transporte. En Chile destaca su participación en Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, en Minera Los Pelambres, en el proyecto Caserones y sus actividades comerciales. Durante el último año fiscal, Mitsui generó ventas por el equivalente a aproximadamente US$ 57.000 millones y una utilidad neta de US$ 4.000 millones. Las acciones de Mitsui se transan en las bolsas de Tokio, Osaka, Nagoya, Sapporo y Fukuoka y sus emisiones de deuda de largo plazo tienen una clasificación de A+ (S&P) y AA- (R&I).

PRIVATIZACIÓN ENCUBIERTA

Lo que el comunicado de Codelco califica pomposamente como “una gran oportunidad para agregar valor a la Corporación” no es sino un escadaloso traspaso de recursos públicos a una corporación transnacional, que además es competidora de Codelco.

En primer lugar, porque constitucionalmente está plenamente vigente el artículo 24 de la Constitución, según el cual, “el Estado tiene el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas, comprendiéndose en éstas las covaderas, las arenas metalíferas, los salares, los depósitos de carbón e hidrocarburos y las demás sustancias fósiles, con excepción de las arcillas superficiales, no obstante la propiedad de las personas naturales o jurídicas sobre los terrenos en cuyas entrañas estuvieren situadas”.

En consecuencia, mal se puede pagar por algo de lo que se es dueño.

En segundo lugar, por el turbio historial del mineral Disputada de las Condes.

En 1978, Exxon Mobil adquirió a Enami el yacimiento Disputada de Las Condes por 98 millones de dólares y una promesa de inversión de 1.100 millones de dólares. En 24 años de operación, Minera Disputada produjo aproximadamente tres millones de toneladas de cobre fino, un 5,7% de la producción total realizada en Chile entre los años 1990 y 2001, por un valor aproximado a US$ 5.200 millones.

Durante todo el período la empresa no pagó un sólo dólar de impuestos, debido a que declaró pérdidas tributarias, valiéndose de mecanismos que se analizarán más adelante. Sin embargo, a fines del año 2001 se informó públicamente de la venta de Disputada de Las Condes a la transnacional sudafricana Anglo American, que en Chile controla las empresas mineras Mantos Blancos y Manto Verde, además del 44% de la propiedad de la Minera Collahuasi, en mil 300 millones de dólares.

Sin perjuicio de no haber pagado impuestos, por montos estimados entre 500 y 800 millones de dólares, según la base de cálculo, y del anómalo hecho de que una empresa que ha generado pérdidas sistemáticas haya encontrado interesados en adquirirla en semejante valor, la operación se iba a realizar en el extranjero, con el fin de eludir el pago del impuesto a la ganancia de capital al momento de vender los activos, por un monto de unos 300 millones de dólares.

Se generó un escándalo de tales proporciones, que el Gobierno de Ricardo Lagos abrió una pequeña ventana informativa sobre la tributación minera -la cual, en todo caso, cerró casi en el acto- y amenazó con la incorporación de una indicación al Proyecto de Ley de Plataforma Financiera, que impidiera la evasión de impuestos por este tipo de ventas en el extranjero.

Después de una tensa negociación, durante la que Exxon hizo valer créditos tributarios superiores a mil millones de dólares por supuestas pérdidas tributarias, y de reclamar a Enami una indemnización de siete millones de dólares por daños, por oponerse a la venta a Anglo American, se llegó al acuerdo de que finalmente pagaría un impuesto a las utilidades por un monto de 40 millones de dólares.

De ese modo, después de 24 años de operación, período durante el cual el economista Orlando Caputo (2001) estimó que en términos reales, acumuló alrededor de tres mil millones de dólares en utilidades, y realizó inversiones por mil 500 millones, las que multiplicó y recuperó con creces, Exxon pagó al Estado chileno 40 millones de dólares, lo que según un estudio del economista Ciro Ibáñez (Terram, 2002) equivale a haber aplicado un royalty sobre las ventas de 0,8% durante la operación de la minera.

Pues bien, en virtud del anuncio de Codelco, encima de todas las pérdidas que ha afrontado, el Estado se propone pagar otros US$ 9.760 millones a las corporaciones transnacionales, por el 49% de Angloamerican Sur, ex Disputada de Las Condes, todo esto por obra y gracia de la segunda desnacionalización del cobre posibilitada por la legislación inventada por José Piñera, hermano del actual Presidente de la República, y continuada por los gobiernos de la Concertación.

De momento, no se conocen otros detalles que el comunicado de Codelco. Pero el mismo señala que Codelco “tendrá el derecho, pero no la obligación, de pagar parte del préstamo otorgado por Mitsui con la venta de una participación indirecta en el 50% de las acciones de Anglo Sur adquiridas por Codelco”. En otras palabras, un eufemismo para dejar abierta una rendija, o más bien, un boquete, a la continuación de la privatización.

¿Se entiende la figura?

Primero se anuncia un crédito para pagar por lo que constitucionalmente pertenece al Estado. Y luego para pagar ese crédito, se deja la caída para transferir acciones del paquete comprado con dicho crédito. Y todo esto presentado, de manera sibilina, como “una oportunidad de realizar una muy buena inversión para Codelco”. Por tanto, alerta chilenos: estamos ante una nueva y oblicua operación de privatización encubierta de recursos que nos pertenecen a todos.

Por Francisco Herreros

Tomado de www.diarioreddigital.cl

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.