En el marco del lanzamiento del sitio web www.votofeliz.cl, el diputado Fuad Chahín “desclasificó” algunos detalles de la operación que terminó con una cuestionada aprobación para que Principal y Metlife, firmas controladoras de AFP Cuprum y Provida, evitaran pagarle al fisco chileno 500 millones de dólares por concepto de impuestos.

La fusión de AFP Cuprum con Argentum fue motivo de la creación de una Comisión Investigadora en la Cámara de Diputados, lugar desde el cual Chahín ejerció un rol protagónico en su afán por esclarecer el accionar de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), la Superintendencia de Pensiones, del Servicio de Impuestos Internos y del ex ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

Al respecto, Chahín sostuvo que su teoría es que estas empresas, cuando cerraron la compra de Cuprum y Provida, ya tenían calculado el beneficio tributario del “goodwill”. “Cuando estábamos discutiendo la reforma tributaria, me llamó la atención una crítica brutal que hizo el embajador de Estados Unidos, algo bien inapropiado para un embajador, que se meta en temas de política interna”. Esto, explica el parlamentario, se debía a que la nueva reforma tributaria contemplaba cambiar la legislación, hecho que motivó al embajador Michael Hammer a salir en defensa de los intereses de sus compatriotas.

Así, ante la presión de Principal y Metlife, que incluyó reuniones en Nueva York con Rodrigo Valdés, reconocidas ante Chahín y el resto de los integrantes de la Comisión Investigadora de la Cámara, fue que se modificó el proyecto original para posibilitarles el beneficio tributario. “Por eso que en la cocina de la reforma tributaria, después se dejó esta ventanita de un año, que parecía un traje a la medida para que se materializaran estas fusiones y se aprovechara el goodwill”, sentenció Chahín.

Frente al rol de los organismos reguladores, Chahín precisó que la investigación penal, que todavía no está cerrada, consigna que el Superintendente de Valores, Carlos Pávez, junto a la Superintendenta de Pensiones, Tamara Agnic, se pusieron de acuerdo, y le hicieron un cronograma a Principal con todos los pasos que debía seguir para crear AFP Argentum dentro de un plazo establecido.

“Esto tenía que tener, obviamente, el respaldo del Ministerio de Hacienda. Tanto así, que la super de valores le creó un registro, en el registro de valores, a AFP Argentum, una sociedad que no existía”, recuerda Chahín, quien advierte que las irregularidades no quedaron en eso: “Esta sociedad (Argentum) nacía a la vida del derecho al momento de fusionarse con Cuprum, ya que estaba bajo una condición suspensiva. Sin embargo, sin haber nacido a la vida del derecho tenía autorización de la SVS en el registro de valores. Es una cosa realmente insólita”.

Finalmente, el diputado concluyó que “se hizo esta AFP de papel, ideológicamente falsa, sólo para el efecto de poder de alguna manera aprovecharse del goodwill. Entonces tienes a dos Superintendencias que se pusieron a disposición de los regulados, estos grupos económicos, para que no pagaran impuestos en Chile. Eso a mí me indignó y por eso que yo enfrenté al ex ministro de Hacienda”.

No more articles