Los que ganan con la concesión del litio a SQM


26 September, 2012 01:09
#Economí­a, #Especial Minería y Energía, #Política, #Portada

 

 

La concesión del litio a Soquimich beneficia a varios gerentes de empresas estatales que las privatizaciones hechas en dictadura les permitieron terminar siendo sus dueños. Hernán Büchi, Patricio Contesse y Julio Ponce Lerou son sus principales beneficiados. Incluso hasta el 2008 el presidente Sebastián Piñera fue socio de Pampa Calichera, sociedad de inversiones del ex yerno de Pinochet. Además, en el directorio de SQM figura el grupo Von Appen, que prestó un barco para hacer desaparecer personas tras el golpe militar.

Los Contratos Especiales de Operación de Litio concedidos a la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), tienen a varios beneficiados entre ex funcionarios de la dictadura militar y cercanos a la UDI.  SQM pertenece a Julio Ponce Lerou, quien se hizo de la empresa que antes era estatal siendo yerno del dictador Augusto Pinochet. SQM se adjudicó la licitación abierta al ofrecer más que Posco Consortion Ltda., que ofertó 8 mil 256 millones de pesos, y Sociedad Legal Minera NX1 de Peine, con 2 mil 275 millones. El piso ofrecido por el gobierno fue de 2 mil 500 millones de pesos.

Cuando se conoció que SQM era la empresa seleccionada por el gobierno, en las redes sociales circuló que los 41 millones de dólares con que fue adjudicado el recurso minero por los próximos 20 años y con derecho a explotar 100 mil toneladas, son menos que los 47 millones de dólares que pagó el club Barcelona por el pase de Alexis Sánchez. Según el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, se trata de “un buen precio”.

LAS PLATAS EN PAMPA CALICHERA

Según la información de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) los principales accionistas de SQM son la sociedad de inversiones Pampa Calichera de Julio Ponce Lerou, que controla el 21,01%; e Inversiones El Boldo, con un 23,68%, controlado por el grupo canadiense Potash Corp. Si estos poseen un paquete de 62.322.872 acciones, Pampa Calichera tiene otras 55.300.629. Mucho más atrás figura como tercer socio en importancia el Bank of New York Mellom con un 15,75%.

Pampa Calichera surgió como una empresa de “capitalismo popular”, o sea, creada con las prestaciones e indemnizaciones de los trabajadores en 1986. Hoy la controla Ponce Lerou, quien figura como presidente, junto a su familia. En la vicepresidencia aparece Luís Eugenio Ponce Lerou y como directores Francisca y Julio Ponce Lerou junto a Kendrick Taylor Wallace.

Hasta mayo de 2008 Pampa Calichera representó el segundo mayor activo bursátil del presidente Sebastián Piñera después de la aerolínea LAN que tenía en sociedad con la familia Cueto.  El 12 de mayo de ese año a través de un remate en bolsa vendió el 10,18% de la propiedad de la sociedad, lo que equivalía en ese momento al 11,54% del total de su patrimonio bursátil, estimado en aquella fecha en US$ 1.390 millones.

La operación fue realizada por la corredora LarrainVial, que subastó en remate  151.227.126 títulos de Pampa Calichera, a un precio de $496 por papel. El comprador inmediato fue Ponce Lerou, quien desembolsó US$ 160,5 millones a través de la sociedad de inversiones Oro Blanco. De esa forma el ex yerno de Pinochet elevó a 79,86% su participación en Pampa Calichera e indirectamente en SQM, según informó El Mercurio.

La semana pasada la revista Forbes calculó que Sebastián Piñera es el presidente más acaudalado de los países de toda América. Según la revista norteamericana, su patrimonio asciende a US$ 2.400 millones.

DE INHABILIDADES Y PARABIENES

En el proceso de licitación del litio, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac Tampier, quien, se inhabilitó por ser hermano del sub gerente general de SQM, Patricio de Solminihac.

Al hacer el anuncio de que SQM era la concesionaria de la explotación de litio, el subsecretario Wagner le encomendó a la empresa “que implementen este proyecto rápido, ojala con mucha ambición, con mucha rapidez, para que este proceso se lleve cabo y rápidamente estemos produciendo”.

El subsecretario hace pocos meses en la cena anual de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), dijo que la nacionalización del cobre fue “un error histórico”. Wagner fue vicepresidente de la Juventud y miembro de la Comisión Política de la UDI y antes de llegar al cargo se desempeñó como gerente de planificación y desarrollo del holding de Banmédica, reducto de trabajo de los militantes del partido fundado por Jaime Guzmán.

Por su parte, el ministro de Economía, Pablo Longueira, en una entrevista tuvo un lapsus y dijo que con los Contratos Especiales de Operación de Litio se está “vendiendo Chile”. El ministro UDI dijo que “no estamos entregando un contrato para explotar ese yacimiento, lo que estamos (haciendo es) vendiendo Chile, porque es el Estado el que autoriza, a través de una licitación -en la medida que me paguen- un derecho a explotar”.

La concesión del litio provocó duros cuestionamientos de la oposición. La senadora socialista, Isabel Allende, calificó el proceso como “una concesión encubierta” y que  “desde un comienzo el proyecto consistió en un traje a la medida para SQM”. Además otros senadores opositores presentaron un recurso de nulidad para detener la licitación,  que fue acogido por la Corte de Apelaciones.

El problema es que la Concertación tiene tejado de vidrio en el tema, cosa que aprovechó el subsecretario Wagner para defender la licitación, diciendo que el Decreto Supremo 16 de 2012, que abre la licitación de la explotación del litio, es “un proceso normado en el artículo 19 número 24 de la Constitución y en el Código de Minería y que la Concertación utilizó en el pasado con el caso de los hidrocarburos. Nosotros hicimos un proceso abierto, amparado en la Constitución, bajo todas las leyes y que por lo tanto, también la oposición lo utilizó en el pasado”.

DE YERNO DE PINOCHET A SEÑOR DEL LITIO

La Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) fue creada en 1968 para explotar el salitre y otros minerales asociados, compartiendo su propiedad Corfo y la Compañía Salitrera Anglo Lautaro, S.A. Durante el gobierno de Salvador Allende fue nacionalizada.

En 1980, un ingeniero forestal sin capital alguno casado con Verónica Pinochet Hiriart, hija del dictador, fue nombrado gerente de la compañía. Era Julio Ponce Lerou, quien partió su carrera bajo la dictadura en 1978 como presidente de Celulosa Constitución (CELCO), cuando aún estaba en manos del Estado. Un año después tras la privatización de CELCO, Ponce Lerou fue designado gerente de la Compañía de Teléfonos (CTC) y la Industria Azucarera Nacional (IANSA). En 1980 es nominado como presidente de Soquimich y en abril de 1983 llega a ser gerente general de CORFO, cargo del que se ve obligado a renunciar tras un escándalo por el rápido aumento de su fortuna personal.

Ponce Lerou forma varias sociedades de papel, como Pampa Calichera, que empezaron a comprar acciones de SQM hasta que en 1988 es privatizada. A la fecha era el principal accionista.

Un informe posterior de la Contraloría estableció que Corfo “obtuvo un precio por acción inferior a los valores estimados ya que sólo registró ingresos equivalentes al 29%, 53% y 59% de la proyección de los años 1986, 1987 y 1988 respectivamente”.

La periodista María Olivia Monckeberg en su libro ‘El saqueo de los grupos económicos al Estado chileno, sostiene que “La Contraloría agregó que Corfo vendió en los años 1983 a 1988 el total de su inversión en esta empresa (123.490.000 acciones) en un monto de 119.982.594 dólares (…) de mantenerse las utilidades de la sociedad en el nivel del último año, obtendría por concepto de dividendos en 2,5 períodos aproximadamente ese valor”.

Hoy SQM es el mayor productor de carbonato de litio a nivel mundial. Se estima que las exportaciones de litio durante el 2011 fueron cercanas a los US$300 millones.

Además SQM también ha hecho lobby en Argentina entre los gobernadores de las provincias de Salta, Jujuy y Catamarca, donde hay grandes reservas de litio. El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, ya invitó formalmente a SQM para que explore en los salares de ese distrito. Incluso Urtubey se comprometió a reactivar un  ferrocarril que facilite la exportación del mineral desde Salta hasta Antofagasta.

LOS OTROS GERENTES DE SQM

En el directorio de SQM figuran avispados gerentes de empresas estatales durante la dictadura y colaboradores de Pinochet. El más conocido es quien fuera ministro de Hacienda, Hernán Büchi, quien es miembro del directorio de la minera y un reconocido asesor de la UDI.

Un personaje más oscuro es Patricio Contesse, quien figura como gerente general de SQM, es un viejo amigo de Ponce Lerou. Se inició en la industria forestal y en 1978 ya lo vemos como  asesor del director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (Conaf). Un año después es nombrado subgerente general de Enacar, haciéndose cargo de la filial Schwager.

En 1981 asume como vicepresidente ejecutivo y gerente general de SQM. Cuando en  agosto de ese año el ex yerno de Pinochet renunció al directorio de SQM presionado por sus notorios conflictos de interés, Contesse se hace cargo de SQM. Al tiempo lo vemos como gerente general interino de CAP y Vicepresidente Ejecutivo de Codelco entre 1984 y 1987. En los últimos años de la dictadura asume como presidente ejecutivo de la estatal cuprífera.

Cuando finalizó la dictadura, Contesse volvió a la ya privatizada SQM, ahora como gerente general, no sin antes firmar y a la vez recibir junto a otros ejecutivos de la época de la dictadura una millonaria ‘indemnización especial’ de parte de Codelco que costó a la cuprífera estatal por un monto de 780 millones de la época.

En una entrevista dada a La Tercera cuando el gobierno de Piñera anunció que concesionaría el litio, Contesse dijo que “el litio no es clave para la economía chilena ni su desarrollo” y que era partidario de que el mineral sea concesionado a privados.

En el directorio de SQM también figura Wolf Von Appen, presidente del Grupo Ultragas, de la Corporación Chileno-Alemana de Beneficencia y del consorcio marítimo Ultramar, cuya propiedad comparte con su hermano Sven Von Appen. El hijo de Wolf, Dag Von Appen, integra junto a militantes UDI, como Joaquín Lavín y Cristián Larroulet, la junta directiva de la Universidad del Desarrollo.

Ultramar pasó en los primeros años de la dictadura el remolcador Kiwi, usado por la Armada para lanzar cuerpos de detenidos al mar. Una investigación judicial que llevó el ministro Alejandro Solís hace unos años fue entorpecida por el traslado a Perú de la nave y su rebautizo como El Brujo.

Mauricio Becerra Rebolledo

@kalidoscop

El Ciudadano

* Ilustración de Govar (revista Punto Final)

LEA ADEMÁS: Chile vende litio a precio de chocman

Comentarios

Te invitamos a comentar y participar de esta discusión. Todo comentario que atente contra los derechos humanos y se centre en la grosería para descalificar, no será admitido en el presente espacio de debate ciudadano.