Chile vuelve a ganar visibilidad a nivel mundial. Esta vez, por mantenerse en el selecto grupo de los diez países más desiguales de os países desarrollados. Así lo verifica el estudio realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en conjunto con el Banco Mundial

El estudio asigna un puntaje por desigualdad de ingresos: salarios, capital e ingresos de la propiedad. Y  asigna otro puntaje para los ingresos después de la redistribución, es decir, factores de nivelación, como impuestos pagados, prestaciones en efectivo y seguridad social.

Chile tiene la peor reducción de desigualdad post redistribución entre todos los países del estudio: de 0,50 pasa a un 0,47.

El estudio agrega que los impuestos en general mantienen un carácter regresivo, además de contar con una pequeña  pero poderosa e imponente oligarquía.

No more articles