Para memorizar el contenido de un texto, no ayuda tanto leerlo una y otra vez, sino hacerlo en voz alta. Así lo afirma un nuevo estudio de la Universidad de Waterloo en Ontario, Canadá.

La investigación, publicada en la revista Memory, descubrió que el acto de leer un texto en voz alta es una forma más efectiva de memorizar que leerlo en silencio o simplemente escuchar que otro lo lee. El estudio señala que el doble efecto de hablar y escuchar ayuda a codificar la memoria de manera más efectiva.

El estudio probó a 95 estudiantes universitarios en el transcurso de dos semestres, pidiéndoles que recordasen tantas palabras como fuera posible en una lista de 160 sustantivos. En una sesión leyeron una lista de palabras en un micrófono y luego regresaron dos semanas después para un seguimiento. En algunas situaciones los participantes leyeron las palabras que se les presentaban en voz alta, mientras que en otras oían su propia voz grabada y reproducida, escuchaban grabaciones de otras personas leyendo o leían las palabras en silencio. Después de esto los investigadores chequearon cuántas palabras de la lista recordaban los participantes.

Resultó que recordaron más palabras si las habían leído en voz alta, en comparación con todas las demás condiciones, incluso aquella en la que las personas escucharon sus propias voces leyendo las palabras. Sin embargo escuchar su propia voz por sí sola era una mejor herramienta de memoria que escuchar a otra persona hablar, tal vez porque somos mejores recordando lo que nos involucra. Los investigadores también sugieren que es solo porque a las personas les resulta tan extraño escuchar su propia voz grabada, que se convierte en un recuerdo sobresaliente.

Los investigadores escriben que “la producción es memorable, en parte porque incluye un componente distintivo y autorreferencial. Esto puede explicar por qué el ensayo es tan útil para aprender y recordar: lo hacemos nosotros mismos y lo hacemos con nuestra propia voz. Cuando llega el momento de recuperar la información, podemos utilizar este componente distintivo para ayudarnos a recordar”.

El mensaje es fuerte y claro. Si queremos recordar lo que leemos, debemos decirlo en voz alta.

El Ciudadano, vía Mental Floss

No more articles